Recomendaciones para mejorar la seguridad en Tabasco

OTRAS
21/01/2019
02:00
-A +A
Observatorio Nacional Ciudadano
El Observatorio Nacional Ciudadano es una organización de la sociedad civil que vincula a las organizaciones civiles para potenciar su incidencia en las políticas y acciones de las autoridades.
OTRAS

Aún sin conocer los datos sobre la incidencia delictiva correspondiente al último mes de 2018, podemos afirmar que el gobernador Adán Augusto López Hernández hereda un estado en crisis. La administración saliente supera a cualquiera de las anteriores en homicidios, secuestros, extorsiones y delitos patrimoniales. Es un hecho que 2018, alcanzará las tasas más altas en homicidio doloso, narcomenudeo y robo de vehículo.

Los datos publicados en la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública (ENVIPE 2018) muestra que la tasa de víctimas en Tabasco incrementó 25.5%. El segundo mayor crecimiento del país, sólo superado por Zacatecas (30.3%). La ENVIPE ubica a la entidad dentro de las 11 donde los delitos más frecuentes son los robos o asaltos en las calles o en el trasporte público. En el 56% de los casos los delincuentes portaban un arma.
 
Desde el Observatorio Ciudadano de Tabasco, en el interés de aportar ideas que mejoren la seguridad, hacemos las siguientes recomendaciones:
 
1.- Necesitamos partir de un diagnóstico, un estudio basado en evidencia que evite cometer los errores anteriores. Partir de un diagnóstico medible y cuantificable que permita conocer dónde se ubican los focos rojos. Creemos que hay que atender la seguridad utilizando estrategias que vayan enfocadas a prevenir los delitos y no sólo con medidas reactivas. Para esto es necesario conocer, focalizar y georreferenciar la incidencia delictiva. Insistimos en hacer un trabajo de investigación que permita identificar las colonias con la mayor incidencia, el tipo de delito y horarios. Consideramos una estrategia exitosa aquella acción que evite convertimos en víctimas, es decir, acciones que prevengan los delitos. 
 
2.- Construir una estrategia local. Partiendo del diagnóstico, el esfuerzo se debe dirigir a lograr acciones capaces de actuar en lo local, apoyadas por los municipios, el estado y la federación.
 
3.- Generar compromiso en los municipios. Últimamente se ha escuchado a los alcaldes anunciando la llegada de la Guardia Nacional a sus municipios como si la seguridad no fuera su responsabilidad. Estamos conscientes de las debilidades en las instituciones civiles, pero consideramos un error pensar que la solución sea militarizar la seguridad. Sabemos que cada municipio tiene problemáticas y capacidades diferentes, sin embargo, es necesario su compromiso para formar parte de la solución. Continuar fortaleciendo las capacidades de los policías municipales que permita generar inteligencia local, entender de manera focalizada la problemática, así como mejorar los sueldos, prestaciones e incentivos. Además de facilitar la denuncia y evitar revictimización. 
 
4.- Nuevos paradigmas. Reconocemos el compromiso del alcalde del municipio del Centro por trabajar en temas de prevención en las colonias con la mayor incidencia. De acuerdo con los reportes que hemos realizando, el municipio de Centro focaliza los delitos y las tasas más altas en donde predominan los patrimoniales. ¿Por qué no aprovechar y pensar en un nuevo paradigma policial? Una policía bien capacitada destinada a atender los problemas en este municipio.
 
5.- Mejorar la clasificación de la incidencia delictiva. Los datos que se utilizan para la toma de decisiones en materia de seguridad corresponden a lo reportado por las fiscalías al SESNSP, por lo tanto, se requiere generar información estadística confiable y de mayor calidad. Recordemos que esta información representa a víctimas, es una radiografía del miedo y el dolor de la sociedad. Una investigación que se deja de realizar es un problema que se deja de entender y resolver. Entre más precisa sea la información, mejores decisiones permitirá tomar. Debemos reconocer los esfuerzos que han realizado dentro de la Fiscalía del estado por mejorar los datos, pero todavía existen algunas deficiencias que se deben atender.
 
6.- Fortalecimiento y reingeniería de las instituciones. Dentro de los grandes desafíos para la nueva administración está el erradicar la corrupción y bajar los niveles de impunidad. De acuerdo con datos de INEGI, se inicia carpeta de investigación en ocho de cada 100 delitos que ocurren, un delito que no se denuncia es una víctima que se queda sin acceso a la justicia. De cada 100 denunciados únicamente uno se resuelve, esto refleja la falta de confianza y la debilidad en las instituciones. Por lo tanto, será necesaria una visión transformadora del sistema de justicia que permita replicar las mejores prácticas de investigación, inteligencia y uso de tecnología para hacer frente al combate delictivo. Así como voluntad política, colaboración y coordinación entre las instituciones. 
 
7.- Transparencia y rendición de cuentas. Ante la falta de información sobre cuestionamientos de recursos o resultados en el tema de la seguridad, la percepción ciudadana es que todo el sistema falla. Es necesario un reporte sobre las condiciones en que se encuentra actualmente el C4, publicar cuántas cámaras de seguridad existen y cuántas funcionan, el número de patrullas, las condiciones en que se encuentran, el total de elementos que integran a la policía, así como transparentar los recursos destinados a la seguridad.
 
8.- Transformar los indicadores en resultados. Es decir, los datos que normalmente publican la Instituciones de Seguridad están basados en reportar lo que hacen, (por ejemplo, las detenciones, arrestos, recuperaciones, etc). Esta información pocas veces establece con claridad el impacto final de las medidas. Sugerimos, además de publicar lo que se hace, se comuniquen los resultados que tuvieron esas acciones. Es decir, pensar en un trabajo de investigación que mida si el efecto permitió recuperar la confianza, si existe incremento en las denuncias e incluso conocer la percepción o el miedo de los ciudadanos frente a la inseguridad.
 
9.- Reinserción social. No podemos hablar de prevención dejando a un lado la readaptación. Datos oficiales muestran que más de la mitad de los reos federales son reincidentes. Por lo tanto, se recomienda trabajar en los siguientes ejes que permitan mejores resultados:

a) El respeto a los derechos humanos
​b) Capacitación para aprender un oficio o trabajo
​c) Educación, salud y deporte
 
10.- Apertura a la crítica y trabajo con las Organizaciones de la Sociedad Civil. Dados los altos índices delictivos con que inicia esta administración, 2019 pinta con grandes retos en el tema de seguridad, por lo tanto, será importante la colaboración con una sociedad civil crítica, propositiva e independiente, donde surjan ideas que se transformen en proyectos y planes de trabajo que permitan mejorar las condiciones de seguridad.
 
Gobernador, desde este espacio le deseamos el mayor de los éxitos. Sabemos que, si a usted le va bien, en consecuencia, al estado y a los tabasqueños también. 
Esperamos que estas propuestas sean de utilidad a su proyecto de seguridad, reiteramos nuestra disponibilidad de donar tiempo y esfuerzo al trabajo iniciado por su administración, los ciudadanos urgimos resultados ante la crisis de violencia que venimos padeciendo durante los últimos años. ​
 
Julia Arrivillaga 
Directora de Análisis y Estadística de Observatorio Ciudadano Tabasco.
@jarrivillaga   @octabasco @ObsNalCiudadano
 
Fuentes:
ENVIPE (2017). Encuesta de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública. Disponible en:www.beta.inegi.org.mx/proyectos/enchogares/regulares/envipe/2017/ [Consultado el 25 de julio de 2018]
www.beta.inegi.org.mx

Comentarios

MÁS EN BLOGS

NOTICIAS DEL DÍA

Publicidad

¿México en paz?

You are here