Regresan a clases 488 escuelas: Nuño

Siguen restricciones para reanudar clases en Tláhuac, y en zonas de Iztapalapa y Xochimilco
Aurelio Nuño Mayer, titular de la SEP, realizó un recorrido de supervisión en Puebla acompañado del gobernador Antonio Gali y funcionarios locales. (OMAR CONTRERAS. EL UNIVERSAL)
04/10/2017
02:13
Teresa Moreno
-A +A

[email protected]
 

Hoy regresarán a clases alumnos de 488 escuelas de la Ciudad de México que fueron revisadas y a las que se les entregó su dictamen de seguridad estructural para poder operar. Con estos planteles suman 4 mil 868 que fueron revisados tras el terremoto del 19 de septiembre.

En esta etapa se incluyen 137 instituciones de enseñanza pública y 198 particulares del nivel básico; 11 escuelas públicas y 97 particulares de media superior; cuatro de educación superior públicas y 33 particulares, y ocho guarderías.

La Secretaría de Educación Pública (SEP) dio a conocer que se levantaron las restricciones para reanudar actividades en las delegaciones Benito Juárez, Cuauhtémoc y Tlalpan, pero se mantiene vigente en Tláhuac, y en algunas colonias de Iztapalapa y Xochimilco.

“Se está intensificando cada vez más el proceso de inspección por parte de los directores responsables de obra (DRO), para asegurar un regreso a clases seguro, ordenado y oportuno”, señala la SEP.

Hoy reinician clases 17 mil 351 planteles en Chiapas; 11 mil 131 en Oaxaca; 6 mil 873 en el Estado de México; 2 mil 320 en Tlaxcala; 9 mil 98 en Puebla; 8 mil 705 en Hidalgo; 13 mil 880 en Michoacán; 12 mil 176 en Guerrero, y mil 627 en Morelos.

Durante un recorrido de supervisión en Puebla, el titular de la SEP, Aurelio Nuño Mayer, señaló que se reconstruirán todas las escuelas afectadas, sin importar nivel ni tipo de daño. Mientras duran las obras, dijo, se analizarán dos opciones para reubicar a los niños en planteles seguros o a través de la construcción de aulas provisionales para que sigan tomando clases, de acuerdo a lo que resulte más conveniente para cada caso en particular.

En una reunión con el gobernador Antonio Gali se acordó destinar mil 157 millones de pesos como parte de un esfuerzo conjunto para la reparación y edificación de las planteles en esa entidad.

“Todas las escuelas a las que se les tenga que hacer una reconstrucción completa, pero también una parcial, mientras se hace la obra son dos opciones que se estarán valorando: que los alumnos puedan ser reubicados en otras escuelas cercanas que tengan su dictamen de seguridad estructural, y en caso de que no sea posible, será con aulas temporales”, señaló.

“Con esto vamos a poder llegar, en las siguientes semanas, a que el total de la matrícula esté de regreso en clases. La garantía que queremos dejar es que el total de la matrícula, aquí en Puebla y en todo el país, estará plenamente en aulas”, dijo.

Como lo había informado EL UNIVERSAL, la SEP está delineando una estrategia para retomar actividades a través de salones temporales prefabricados de PVC o de lámina; estas aulas se instalarían de acuerdo con las condiciones de cada escuela: si en el mismo terreno donde está el plantel hay espacio suficiente y es seguro, se pondrán ahí, o se buscarían lugares cercanos como deportivos, dijo Nuño Mayer.

“Depende de la condición de cada escuela, las aulas temporales tendrían que estar cerca de cada plantel”, aseguró el funcionario.

La SEP está trabajando en el censo para conocer el universo de escuelas dañadas, el costo total que tendrá su reparación o reconstrucción, y cuáles serán las fuentes de financiamiento, estado por estado.

“Si bien todavía tenemos que concluir el regreso a clases, estamos convencidos de que se va a poder recuperar [el ciclo escolar] de diversas maneras. Desde la SEP vamos a permitir que eso se defina en los estados de acuerdo a lo que sea más útil en cada región del país. Estamos convencidos de que hay múltiples soluciones, todas van a estar abiertas a que las autoridades estatales escojan las que más les convengan”.

En la Ciudad de México, el subsecretario de Educación Superior, Salvador Jara, reconoció a los jóvenes y a sus universidades por el trabajo que realizaron para apoyar a las poblaciones damnificadas de Ciudad de México, Chiapas, Estado de México, Guerrero, Morelos, Oaxaca y Puebla.

Reconoció que los jóvenes salieron “de manera inmediata” a apoyar para organizar centros de acopio de víveres en sus instituciones, e integrar brigadas médicas con profesores y personal del sector salud.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS