21 | ENE | 2020
Basílica de Guadalupe
Foto: Archivo / EL UNIVERSAL

Iglesia Católica llama a la unidad porque "el país lo necesita"

01/12/2019
16:23
Perla Miranda
-A +A
“Hay que alejarnos de la incertidumbre, de la inseguridad, de la corrupción, de la desestabilización de la sociedad y de la familia... hay que abrazarnos y ser solidarios, poner la unidad por delante”, expresó el canónigo de la Basílica de Guadalupe

Al presidir la homilía dominical en sustitución del cardenal Carlos Aguiar Retes, el canónigo de la Basílica de Guadalupe, Jorge Antonio Palencia Ramírez, invitó a todos los mexicanos a alejarse de las  “situaciones de las tinieblas”, de pelear con el prójimo y crear divisiones, puesto que el país nos necesita unidos. 

“Hay que alejarnos de la incertidumbre, de la inseguridad, de la corrupción, de la desestabilización de la sociedad y de la familia, hay que dejar de querer violentar a nombre de esos famosos derechos humanos, hay que abrazarnos y ser solidarios, poner la unidad por delante”, enfatizó. 

El religioso llamó a la sociedad a dejar las armas, la violencia y de ver en los demás a un rival o enemigo e insistió en que todos somos iguales y las fracciones no abonan a la pacificación de México

“Se nos está queriendo meter en la mente que somos diferentes, que si unos son liberales, conservadores, fifís, que quien sabe qué son, cuidado, todos para María somos sus hijos, y sin ninguna división, sin ningún mote, es decir, sin ningún apodo, porque colocar esos nombres sobre un hermano es etiquetarlo y decirle, tú vales menos, eres mi rival, tengo que luchar contigo, destruirte, y ese no es el camino”. 

Lea también: Iglesia católica llama a orar por gobernantes y Latinoamérica 

En su discurso litúrgico, Palencia Ramírez lamentó las manifestaciones en las que jóvenes encapuchados causan destrozos, en la incertidumbre que viven los habitantes de la CDMX porque no saben en qué momento, una marcha con violencia, los alejará de su rutina e incluso les impedirá llegar a casa. 

“Vemos con mucha tristeza a esas multitudes de jóvenes que se cubren la cabeza y destruyen con piedras, fuego y mazos nuestras ciudades y violentan, que son capaces de parar la vida urbana, la vida familiar, cuántos de nosotros no nos hemos visto atrapados en esas famosas marchas o protestas, cuántos pensamos en si llegaremos a casa, hasta cuándo va a terminar esto, debemos pronunciarnos en favor de la paz, no del daño al otro”, resaltó.

cev

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios