Entregan a Héctor Fix Zamudio Premio de Derechos Humanos 2018

La mención honorífica del galardón fue para Tita Radilla, por su trabajo al denunciar la desaparición de su padre Rosendo Radilla y por las víctimas de desaparición forzada

Luis Raúl González Pérez, Héctor Fix Zamudio y AMLO
Foto: Lucía Godínez/EL UNIVERSAL
Nación 10/12/2018 19:53 Mariluz Roldán y Suzzete Alcántara Actualizada 21:10
Guardando favorito...

Es momento de tomar en serio los derechos humanos, afirmó Luis Raúl González Pérez, presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), quien destacó los riesgos que implican establecer una Guardia Nacional y la propuesta de ampliar el catálogo de delitos

En la ceremonia de entrega del Premio Nacional de Derechos Humanos 2018, el ombudsperson resaltó que en esta ocasión la premiación regresó a la sede del Poder Ejecutivo, hecho que es trascendental por la situación “particularmente grave” que se registra en México en el ámbito de los derechos humanos.

Respecto a la Guardia Nacional, reiteró que al estar mayoritariamente conformada por elementos de las Fuerzas Armadas, contraviene lo previsto en la Constitución, así como a los principios de instancias internacionales. Sobre la ampliación del catálogo de delitos, dijo que esta propuesta no garantiza que se investigue de manera objetiva y eficiente.

González Pérez destacó también que “los diferendos entre los Poderes de la Unión deben dirimirse en el marco de la Constitución y de sus leyes, no deben transformarse en confrontaciones que polaricen posiciones y dividan a las instituciones y a la sociedad”.

El presidente de la CNDH recordó que “las víctimas y la sociedad mexicana acumulan una serie de demandas no cumplidas y otros agravios que deberán ser atendidas y subsanados si se aspira a recuperar la confianza y cercanía de la gente con las instituciones”.

Aseguró que el organismo nacional comparte los propósitos y objetivos de la cuarta transformación, pero destacó que los derechos humanos deben ser el eje y que se deben respetar el equilibrio de poderes, así como la Constitución.

“Es momento de que tomemos en serio los derechos humanos, de que comprendamos que los mismos son el único elemento en el que podemos sustentar los cambios que como país demandamos. Para lograr la meta de que alcancemos la legalidad y la justicia en la paz”, enfatizó.

Destacó la labor del ganador del premio, Héctor Fix Zamudio, a quien calificó como “uno de los pilares” del desarrollo de los derechos humanos en el país. Mencionó que por su convicción rechazó puestos cómo formar parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, puesto que quería continuar con su trabajo en favor de la dignidad y las garantías de la población.

La mención honorífica de esta edición del galardón fue para Tita Radilla, por su trabajo al denunciar la desaparición de su padre Rosendo Radilla y por las víctimas de desaparición forzada.

González Pérez recordó que en el país hay más de 37 mil personas desaparecidas y que la violencia ha marcado la vida nacional durante los últimos años, en los que se han registrado casos de graves violaciones, como Aguas Blancas, Acteal, Apatzingán, Tanhuato, Nochixtlán o Iguala. Al respecto, agregó que para la reconstrucción del tejido social no se puede legitimar la impunidad, porque “México y sus víctimas no olvidan”.

“El olvido no trae verdad ni es sustituto de la justicia. Sólo si alcanzamos la verdad podemos aspirar a que la justicia deje de ser una aspiración y se materialice en la práctica. Sin verdad no habrá verdadera justicia, sólo una aplicación parcial y condicionada de normas, que más que justicia legaliza la impunidad y la preserva”, comentó.

mpb

Guardando favorito...

Recomendamos

Comentarios