22 | FEB | 2019
Investiga la CFE 33 contratos energéticos
Los contratos con empresas externas establecen que la CFE tiene que pagar consuma o no la electricidad producida. Foto: ARCHIVO EL UNIVERSAL

En la mira de la CFE, 33 contratos energéticos

13/02/2019
04:51
Noé Cruz Serrano
-A +A
Seis productores independientes son a los que más se les paga; en 2019 erogación en este rubro ascendería a 127 mil 66.8 mdp

[email protected]

La investigación a las empresas privadas del sector eléctrico se extenderá a 33 contratos de centrales generadoras que le venden energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE), conocidas como productores independientes y en los que se realiza el mayor desembolso.

De acuerdo con información de la empresa pública, la electricidad producida por las compañías dueñas de estas centrales —la mayoría de ciclo combinado de uso intensivo de gas natural— le costará a la CFE 51 mil 225.8 millones de pesos en este año.

A ese costo se suman 16 mil 453.3 millones de pesos por cargos fijos y 59 mil 387.7 millones más por cargos variables, pactados en los contratos y que el director de la CFE, Manuel Bartlett, calificó de “subsidios”, ya que tienen que pagarse independientemente de que la empresa pública consuma o no la electricidad comprometida.

Los cargos variables están relacionados con la adquisición de energía, combustibles, operación y mantenimiento, y los cargos fijos, con capacidad a la operación y mantenimiento de las centrales, que también son conceptos que se pagan a los productores independientes.

En total, la compra de energía eléctrica a privados, sumando estos costos, significa un desembolso para la CFE de 127 mil 66.8 millones de pesos en 2019.

De hecho, la negociación que llevará a cabo el gobierno federal estará enfocada en estos dos tipos de cargos que fueron avalados por los gobiernos de Carlos Salinas de Gortari, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto, confiaron fuentes del sector energético.

La figura de productor independiente surgió con las modificaciones a la Ley del Servicio Público de Electricidad en 1996 y desde entonces empezaron a entrar al país capitales, sobre todo españoles y franceses con empresas como Iberdrola, Electricité de France, Gas Natural, Unión Fenosa en la que también participa Repsol, entre otras.

Desde el surgimiento y boom de este tipo de centrales, la CFE ha pagado por energía privada 730 mil 432 millones de pesos y tienen comprometidos para las próximas décadas un billón 676 mil 665 millones.

A esa cantidad se suman 471 mil 661 millones de pesos más, comprometidos por cargos fijos de capacidad, y un billón 774 mil 951 millones por cargos variables.

Para cubrir esos compromisos adquiridos, el Ejecutivo debe incorporar en el proyecto de presupuesto las previsiones de gasto asociadas a estas inversiones y sus respectivos costos.

En la administración, operación y relación comercial con los productores independientes han estado involucradas la Dirección de Proyectos de Inversión Financiada (elabora y formaliza los contratos con los productores independientes), la Coordinación de Proyectos Termoeléctricos (supervisa la ejecución de la obra de las centrales de ciclo combinado), la Gerencia de la División para la Administración de Contratos con Productores Externos de Energía Eléctrica (DACPEE, que administra la operación de los contratos con productores externos), la Gerencia de Gas Natural (suministra el combustible a estas centrales) y la Subdirección de Operación Financiera (que es la que se encarga de pagar a los productores independientes con base en lo establecido contractualmente).

CFE afirma que la Ley de la Industria Eléctrica establece que los contratos firmados con privados “deberán respetarse” y que los contratos vigentes hasta 2039 le representarán a la empresa pérdidas por 164 mil 220 millones de pesos.

Desde 2010, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) habría advertido que en el periodo 2001-‐2010, la participación de los productores independientes en el total de energía eléctrica generada para el servicio público se incrementó 28.7%, al cambiar de una participación de 2.1% en 2001 a una de 30.8% en 2010, y que “si la tendencia continúa como en los últimos 10 años, estos generadores superarán la capacidad instalada de generación de la CFE”.

De las seis centrales externas que más dinero recibirán en 2019 por la venta de energía eléctrica a CFE, cuatro son españolas:

Altamira V, Tamazunchale y Altamira III y IV son de Iberdrola y recibirá en conjunto 18 mil 851.5 millones de pesos; y Tuxpan III y IV, que es de Naturgy, que en su momento fue Unión Fenosa, este año recibirá 3 mil 54 millones de pesos, de acuerdo con el Presupuesto de Egresos de la Federación 2019.

La quinta es la central Bajío de InterGen, cuyos ingresos por la venta de electricidad se estiman en 5 mil 72 millones de pesos.

Tuxpan II, de Mitsubishi, facturará por venta de electricidad a CFE, 3 mil 414 millones de pesos.

A estas cantidades se agrega el desembolso que hará CFE para cubrir los costos fijos y variables a cada una de estas empresas:

Por estos dos costos se programó un desembolso para Iberdrola de 23 mil 911 millones de pesos en este año; para InterGen, 5 mil 154.4 millones de pesos; para Mitsubishi, 3 mil 538 millones; y, para Naturgy (otrora Unión Fenosa), 4 mil 609 millones de pesos.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios