Se encuentra usted aquí

Marchan en estados por feminicidios

Conocidos, amigos y familiares de Mara Castilla, así como cientos de ciudadanos exigieron en Xalapa a las autoridades detener los feminicidios.
Organizaciones de mujeres se manifestaron en el Zócalo de Puebla. (ÉDGAR ÁVILA. EL UNIVERSAL)
18/09/2017
01:31
Corresponsales
-A +A

[email protected]

Habitantes de al menos 10 ciudades del país, como Xalapa, Monterrey, Culiacán, Puebla, Morelia, San Cristóbal de las Casas, León y Oaxaca, se manifestaron para exigir justicia por el homicidio de la joven Mara Fernanda Castilla, quien fue asesinada en el estado de Puebla por un chofer de Cabify el pasado 7 de septiembre.

Hombres, mujeres y niños salieron a las calles para demandar mayor seguridad y que frenen los homicidios de mujeres.

Entre los mensajes que expusieron en cartulinas, destacaron entre otros: “De nada me sirve el derecho a votar, estudiar y trabajar, si no me respetas el derecho a vivir”, “Disculpe las molestias nos están matando”; “La culpa no es de la víctima”, y “Somos el grito de las que no tienen voz”.

En la ciudad de Xalapa, de donde era originaria Mara Castilla, cientos de personas encabezadas por la madre y hermana de la víctima, Gabriela y Karen, respectivamente, exigieron #NiUnaMás; ataviados con ropa blanca y rosas del mismo color en las manos, caminaron en silencio, con el dolor a cuestas no sólo por Mara, sino por todas las mujeres violentadas en este país.

Jóvenes universitarias que conocieron a Mara lloraban, con la rabia contenida; mientras que los adultos con la cabeza agachada, cargaban letreros con mensajes como: “Únete pueblo, pudo ser tu hija“.

“Gracias por estar aquí, esto no sólo es por Mara, es por todas las mujeres que han sufrido…”, dijo con la voz entrecortada Karen, hermana mayor de la víctima, segundos antes de iniciar la manifestación a la que se le unieron cientos de personas.

La señora Gabriela Miranda Castilla, madre de la víctima, mantenía su fortaleza, luego de haber sepultado a su hija. Ahí estaba marchando y al llegar frente a Palacio de Gobierno gritó “¡Ya basta!”.

“Hace unas horas enterraron a mi hija, está en el cielo y gracias al apoyo de ustedes logré encontrarla”, les dijo a las miles de personas cuyo corazón se hacía chiquito y las lágrimas surgían por doquier.

Sabemos, agregó, que hay muchos desaparecidos y solicitamos a nivel nacional paren estas desgracias.

En Monterrey, más de 300 integrantes de colectivos feministas y decenas de ciudadanos solidarios, marcharon vestidos de negro, coreando: “Y tiemblen y tiemblen y tiemblen los machistas, que América Latina será toda feminista”, “Alerta, alerta que camina, la lucha feminista en América Latina”, “Ni una menos, vivas nos queremos”.

Irma Leticia Hidalgo, dirigente de Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León, señaló que generalmente cuando se da la desaparición de una mujer, el desenlace es un feminicidio, por lo cual cuestionó que algunos gobernantes o políticos señalen que si no aparecen “andan con el novio”, como expresó al inicio de su gestión el mandatario estatal, Jaime Rodríguez Calderón.

En Culiacán, activistas, exigieron que el caso de Mara no quede impune, como muchos otros de mujeres victimadas en México.

Sólo, entre los días 7 y 8 de septiembre, en distintos puntos de ese estado, tres mujeres fueron asesinadas de forma violenta.

Una de ellas, Araceli “N”, de 24 años, fue sacada a la fuerza de su casa, ubicada en el municipio del Fuerte. Su cadáver apareció en un camino que va a la sindicatura de Imala, en Culiacán.

En Morelia, Michoacán, así como en otras ciudades del país, los manifestantes portaron pancartas coincidentes con consignas como: “#PuedeSerTuMadreOTuHija, #NiUnaMás”. Con información de Édgar Ávila, Javier Cabrera Martínez, Carlos Arrieta, Fredy Martín Pérez, Evlin Aragón, Xóchitl Álvarez

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS