Buscan crear registro de atacantes

Buscan crear registro de atacantes
El Senado tiene pendientes dos iniciativas para un registro de agresores sexuales. Foto/ARCHIVO EL UNIVERSAL
Nación 03/01/2020 02:00 Alejandra Canchola Actualizada 02:53

En la 64 Legislatura del Senado de la República se han presentado dos iniciativas para crear un Registro Nacional de Agresores Sexuales que sea consultable de manera digital y cuente con el registro de las personas que han sido acusadas y procesadas por ese delito.

Las iniciativas, presentadas por Movimiento Ciudadano y Acción Nacional, pretenden establecer que el registro sea administrado por la Fiscalía General de la República (FGR) y que sea publicado en los portales electrónicos de las instituciones de seguridad pública y de procuración de justicia.

La iniciativa presentada por la senadora Josefina Vázquez Mota (PAN) en noviembre pretende adicionar el artículo 121 bis de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública para crear un registro especial de quienes han sido procesados por agredir sexualmente a menores de edad.

La reforma establecería que “el Registro Público Nacional de Agresores Sexuales es la base de datos que, dentro del Sistema Nacional de Información en Seguridad Pública, contiene, administra y controla los registros de las personas sentenciadas por algún delito de índole sexual en contra de menores de edad”.

Además, señala que “el Poder Judicial y los Tribunales Superiores de Justicia compartirán, mediante convenios de colaboración, la información sobre las sentencias o resoluciones de los delitos de índole sexual cometidos contra menores”, pero en ningún caso podrán dar datos personales de las víctimas.

La propuesta presentada por el senador Noé Castañón Ramírez (MC) en diciembre pasado busca agregar todo un capítulo segundo bis a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, para establecer todas las bases que deberá tener el Registro Nacional de Agresores Sexuales.

En esa propuesta se establecería que el registro estará a cargo de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana, y que contendrá información aportada “por las personas que en sentencia firme y ejecutoriada hubieran sido condenadas por la comisión de delitos cometidos contra la libertad sexual de las personas”.

El registro deberá contener los nombres y apellidos del sentenciado, sus datos de nacimiento y nacionalidad, su Clave Única de Registro de Población (CURP), número de pasaporte, dirección y tipo de empleo que tiene, incluso si la sentencia por el delito de índole sexual se dio en otro país.

Ambas iniciativas establecen que las secretarías de Hacienda, federal y locales, deberán crear una partida presupuestaria específica dentro del Presupuesto de Egresos para que el Ministerio Público pueda implementar, ejecutar y mantener el Registro Nacional de Agresores Sexuales.

Estas propuestas se suman a algunas que, en la Cámara de Diputados, hizo la legisladora Mary Carmen Bernal, del Partido del Trabajo (PT), en la que incluso se pretende que antes de obtener sentencia condenatoria, cualquier acusado se integre al registro de agresores.

De acuerdo con el senador Castañón Ramírez, cifras del Sistema Nacional de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes (Sipinna) revelan que “al menos seis de cada 10 niñas y adolescentes de entre uno y 14 años han experimentado un método de disciplina violenta, incluido el abuso sexual, agresiones que son propiciadas por personas cercanas al menor”.

Comentarios