Polevnsky y Luján, responsables de la crisis en Morena: Gibrán Ramírez

El aspirante a la presidencia de Morena, Gibrán Ramírez, aseguró que la lucha en Morena empezó al día siguiente de la elección del presidente López Obrador

Gibrán_Ramírez
Foto: Especial
Nación 19/09/2020 17:57 Francisco Rodríguez / Corresponsal Actualizada 18:31

Torreón.- Gibrán Ramírez Reyes, aspirante a la presidencia de Morena, señaló a Yeidckol Polevnsky y a Bertha Luján, como principales responsables de la crisis y parálisis del partido, que se ha enfrascado en una lucha de facciones.

Ramírez Reyes comentó que tanto Polevnsky como Luján tienen la responsabilidad de haber iniciado la lucha de facciones, que al final tuvo un ganador.

Según el aspirante a la presidencia de Morena, quien estuvo de visita en Torreón, Coahuila, la lucha de facciones empezó al día siguiente de la elección de Andrés Manuel López Obrador como presidente y consideró la victoria generó que muchos empezaran a hacer cuentas sobre cargos y presupuestos a repartirse.

Ramírez Reyes subrayó que lo que ha desgastado a Morena es el propio partido y no las acciones del Presidente, quien, dijo, tiene todavía un 60% de aprobación.

También leeINE aprueba modificación en convocatoria interna de Morena; incluye paridad de género

"Morena tiene 20% de intención de voto en bruto, ese 20 se puede convertir en 40, 50, porque la mayoría de la gente no va a votar. El problema de Morena ha sido Morena. El presidente se ha desgastado lo normal, el desgaste de Morena ha sido mucho más profundo. Y forma parte de la crisis de representación de los partidos”, refirió.

Añadió que el descontento de la militancia viene sobre todo con los gobiernos municipales en el país, pues consideró que es la razón principal de que el partido haya perdido el 15% de intención de voto en dos años.

También lee"Morena es un bulto, una carga para AMLO": Alejandro Rojas Díaz Durán

Sobre la candidatura de Mario Delgado, Gibrán Ramírez mencionó que el diputado representa el poder de los entramados regionales y de la continuidad, debido a que tiene la preferencia de los legisladores federales, presidentes municipales, regidores, entre otros, por lo que de ganar la presidencia, se espera una continuidad y una reelección indiscriminada sin un análisis de lo realizado.

Sobre la candidatura de Porfirio Muñoz Ledo, Ramírez Reyes dijo que representa al poder burocrático que se ha apoderado del partido.

También leeVan 71 candidatos por la dirigencia de Morena

“Tenemos que asumir que Morena todavía no es el partido de la cuarta transformación. De ahí que el Presidente haya advertido que si Morena se echaba a perder, él iba a renunciar”, subrayó.

jabf/ed

Comentarios