21 | ENE | 2020
En la foto: Ricardo Gallardo,Coordinador de diputados federales del PRD/LUCÍA GODÍNEZ. EL UNIVERSAL

“Haremos que pese la chiquillada”

03/09/2018
01:56
Horacio Jiménez
-A +A
Mi bancada no será sólo testimonial, dice; apoyaremos reformas de AMLO, adelanta

[email protected]

Ricardo Gallardo Cardona estuvo 11 meses preso, acusado de delincuencia organizada por presuntamente haber desviado 200 millones de pesos cuando fue alcalde del municipio de Soledad, en su natal San Luis Potosí. Hoy es el coordinador del PRD en la Cámara de Diputados y desde ahora adelanta que apoyarán cada una de las propuestas de Andrés Manuel López Obrador en el Congreso.

En entrevista con EL UNIVERSAL, lamenta el resultado de las urnas del pasado 1 de julio y reconoce que tendrá una fracción muy reducida y acotada, con sólo 21 legisladores, pero asegura que no vienen a San Lázaro con el afán de ir contra las reformas del presidente electo.

Descarta más salidas a Morena y dice que se van a mantener firmes. Pide unidad, pero acepta: “Cometimos errores y estamos encomendados a enderezarlos y hacer valer la chiquillada”.

Sobre su situación personal, dice que no le comprobaron nada y se utilizó la justicia para perjudicarlo. La fotografía que circula en redes de él cargando un arma larga, explica, fue sacada de contexto, porque cuando fue alcalde organizó un evento, junto a la policía local, para la recolección de armas de la ciudadanía y negó pertenecer al crimen organizado. “Estoy limpio”, asegura.

¿Cuáles son sus expectativas de manera directa?

—La bancada tiene muchas expectativas a pesar de que dicen que somos pocos, que es una fracción muy reducida; yo más bien veo una gran oportunidad para todo el partido de crecer más, es una gran oportunidad para la izquierda, porque a final de cuentas casi todas las ideas o los compendios que trae el nuevo régimen, el nuevo gobierno para la cuarta transformación, son ideas salidas de la izquierda, a final de cuentas son ideas propuestas por el PRD, plataformas que se hicieron y se construyeron para el mismo presidente electo, cuando López Obrador fue nuestro candidato en 2012, cuando él mismo fue nuestro candidato en 2006.

¿Por ejemplo, cuáles?

—La reforma educativa es una reforma que se tiene que derogar, como comentan ellos [Morena] y que, a final de cuentas, nosotros también estamos de acuerdo en derogarla, pero hay puntos que sí se deben rescatar, como es la evaluación de los maestros.

Hay que quitar la obligación a los padres de familia de pagar cuotas escolares, a cobrar el tema del aseo y del mantenimiento de las escuelas, cuando sabemos todos que el hacerle frente es un compromiso de la Federación y de los estados.

También, la creación de la Secretaría de Seguridad Pública es un tema al que nosotros vamos a entrarle.

¿Apoyarán, entonces, las iniciativas de López Obrador porque vienen de la izquierda y muchas de ellas los postularon ustedes desde 2006?

—Así es. Apoyaremos el tema de las propuestas de Andrés Manuel, apoyaremos cada una de las propuestas porque vienen emanadas del PRD.

Coordinador, ¿y se puede con 21 legisladores?

—Ese es el gran reto que tenemos, o sea, las mayorías se construyen adentro. Yo he visto, en temas locales y federales, muchas fracciones mayoritarias que arrancan y que como van pasando los procesos, se van rompiendo y se van haciendo grandes grupos adentro. Te doy la razón, somos 21, pero también vamos a trabajar en construir una mayoría adentro y créeme que no va a ser con el afán de ir en contra de las reformas de Andrés Manuel [López Obrador].

¿Qué hacer para contener o controlar todas las corrientes internas en el PRD?

—A eso le apostó el partido al tratar de crear coordinaciones por año y vicecoordinaciones para que todo el grupo parlamentario estuviera incluido.

¿La ambición partía antes al partido del sol azteca?

—Creo que no al PRD, creo que partía a todos. Y no lo digo como la ambición, yo creo más bien los intereses personales de cada diputado.

¿No serán una bancada testimonial nada más?

— No vamos a ser testimonio. Los diputados tienen capacidades increíbles, yo me he sentado con muchos y la verdad a todos les estoy aprendiendo algo, eso es lo importante, que aprendamos lo mejor de cada una de las personas y yo creo que con la capacidad que existe no vamos a ser omisos a nada y menos vamos a ser un palo sentado en una silla.

La nueva chiquillada de la Cámara de Diputados son PRD y PRI, ¿qué sabor de boca le deja eso?

—Negativo. Si bien es cierto que no estábamos acostumbrados a tener tan pocos legisladores, como a su vez también el PRI, eso nos permite ponernos en una realidad de que tuvimos y cometimos errores, yo creo que eso a nadie se lo podemos negar. En este momento estamos encomendados a enderezarlos, a hacer valer la chiquillada —como comenta— y que en verdad hagamos algo ya por cambiar y transformar México, que la gente vea que aprendimos de los errores, que nos queremos recomponer y que la ruta para hacerlo es ser elocuentes en lo que vamos a decidir y dialogar.

¿Por qué estuvo 11 meses en la cárcel?

—En 2015 soy candidato a gobernador, pido licencia para ser candidato y a los tres días, me levantan una orden de aprehensión y me sujetan a un proceso. Fui procesado por delincuencia organizada y por recursos de procedencia ilícita. El tema de delincuencia organizada lo confunden porque dicen: “Es que estuvo procesado por crimen organizado”, a ver, o sea, crimen organizado es una cosa y delincuencia organizada es otra, hay que aprender a separarlo.

Hay una foto donde aparece con un arma larga...

—Ajá. Recortaron la foto y le quitan todo y me dejan solito con un arma. Me sometí a las urnas y le gané tres a uno a Morena en mi distrito. Entonces, si yo fuera todo lo que dicen, la gente no hubiera salido a volcarse y a votar por mí.

¿Está limpio?

—Totalmente limpio.

 

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios