Diputados van contra publicidad engañosa en la leche
Foto: Archivo/EL UNIVERSAL

Diputados van contra publicidad engañosa en productos que no sean leche

12/12/2019
14:01
Horacio Jiménez y Carina García
-A +A
El dictamen, que ya fue enviado al Senado, tiene por objetivo dar certeza e información a los consumidores de productos lácteos sobre el tipo y composición que integran su elaboración

[email protected]
El pleno de la Cámara de Diputados aprobó modificaciones a las leyes de Propiedad Industrial y Federal de Protección al Consumidor, con el objetivo de prohibir la publicidad engañosa para los clientes y que al adquirir leche, sea efectivamente el líquido obtenido de la secreción de las glándulas mamarias de las vacas.

El dictamen, que ya fue enviado al Senado, tiene por objetivo dar certeza e información a los consumidores de productos lácteos sobre el tipo y composición que integran la fabricación de dichos productos. Además busca regular acciones en la industria láctea tales como el registro de la marca y el etiquetado del producto.

“Se sancionará con la prohibición de publicidad y comercialización de bienes o productos cuando, habiendo sido suspendida ésta, se determine que no es posible su acondicionamiento, reproceso, reparación o sustitución, o bien cuando su comercialización no pueda realizarse conforme a las disposiciones de esta ley”, describe la reforma al artículo 128 Quater de la Ley Federal de Protección al Consumidor.

El diputado del PRI, Ernesto Nemer dijo que este dictamen pretende adicionar a la Ley de la Propiedad Industrial la prohibición de registro de marca a todo aquel texto, diálogo, sonido fonético, imagen o denominaciones que causen confusión al consumidor.

Además, se busca dar certeza a que el contenido del producto tenga paridad con su elaboración y evitar de esta forma la información engañosa. Tan sencillo como que la etiqueta presente lo que realmente contiene el producto.

En particular se requiere proteger al consumidor respecto de aquellos productos que se oferten como leche y que estos no posean las fórmulas lácteas y los requerimientos mínimos que se regulan y describen en las normas oficiales de esta industria.

“En el caso específico de la industria láctea, se plantea que para que el producto o marca tengan algún texto, símbolo o imagen que haga alusión a le leche, tenga las propiedades necesarias para considerarse leche, tal como se define en la norma oficial mexicana NOM 243SSA1-2010 dedicada a la leche, fórmula láctea, producto lácteo combinado y derivados lácteos que denomina como leche al producto obtenido de la secreción de las glándulas mamarias de las vacas sanas o de cualquier otra especie animal, excluido el calostro”, explicó.

Adicionalmente se propone añadir al catálogo de faltas graves de la Ley Federal de Protección al Consumidor cuando una marca sea por su nombre o los signos que utilice, induzca a la confusión del consumidor, y se busca sancionar a las entidades económicas que reincidan continuamente en la práctica desleal en la información de los productos, llegando a la clausura del establecimiento.


También aplica para los apicultores

 

Además, el diputado Eduardo Ron Ramos (MC), dijo que este dictamen representa una esperanza para los miles de pequeños, medianos y grandes productores de leche, quienes se enfrentan diariamente con prácticas desleales en el mercado, con industrias que venden como leche lo que no es, a un precio más bajo, en perjuicio de los lecheros.

“Este dictamen es la respuesta de los legisladores a las demandas del gremio lechero. Con su aprobación apoyaremos a la regulación del mercado de la leche, para que vendan a cada producto con el nombre que le corresponde y así el consumidor pueda elegir sin engaños”, explicó el legislador de MC.

Ron Ramos aclaró que el interés primario fue la leche, pero esto aplica también para los apicultores, que muchas veces venden jarabes y les ponen una abejita, creando confusión y engañándolos. No más engaños de esas industrias.

“Diputadas y diputados, no podemos seguir permitiendo las prácticas desleales. Esto daña la economía mexicana, a productores y consumidores que buscan el máximo beneficio cuando se realiza una compra. No se vale que estén ofreciendo un producto cuando no cumple con los estándares nutrimentales, tan solo por ganar unos pesos”, explicó.
 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios