Cisen advirtió que con Trump bajaría lucha contra armas

Nación 07/08/2019 03:58 Pedro Villa y Caña Actualizada 15:56
Guardando favorito...

Gobierno de Peña Nieto siguió los comicios de EU en 2016; en análisis, previó poca cooperación para frenar trasiego

[email protected]

Read in English
 

Por medio del extinto Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen), el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto siguió de cerca las elecciones presidenciales de Estados Unidos en noviembre de 2016, en las que advirtió que, en caso de que ganara Donald Trump, se prevía una baja en la colaboración para disminuir el tráfico de armas hacia nuestro país, debido a la presión de la industria armamentista al gobierno estadounidense.

En uno de los expedientes desclasificados en poder de EL UNIVERSAL, titulado Eventual triunfo de Trump y fechado en noviembre de 2016, el ahora Centro Nacional de Inteligencia (CNI) advirtió que con el triunfo del magnate habría una disminución en el intercambio de información sobre el problema del tráfico de armas.

“Se prevé una baja en la colaboración de agencias estadounidenses para ayudar a disminuir el tráfico de armas hacia México, así como el intercambio de información, dada la presión de la industria armamentista al gobierno [estadounidense]”, se lee en el documento.

La información que contiene el archivo, de 26 hojas, en su mayoría está reservada y será hasta 2024 cuando el CNI libere toda la información, debido a que el organismo afirmó que dar a conocer el texto completo “puede comprometer las relaciones internacionales entre el Estado mexicano y el gobierno de Estados Unidos, [situación que] generaría afectaciones en materias económicas, políticas, sociales, [así como] migratorias”.

Funcionarios con ideologías conservadoras. En uno de los documentos desclasificados titulado Posibles cambios a la cooperación con México, el Cisen estimaba que la estructura vigente de asistencia en seguridad con el gobierno de Estados Unidos “sufrirá pocos ajustes; sin embargo, la rotación de personal y los ajustes de prioridades políticas serán inevitables.

“Es previsible que los altos mandos de las agencias de seguridad y procuración de justicia sean otorgados a funcionarios de ideologías conservadoras, favorables a demandar medidas unilaterales, más coercitivas o injerencistas en la cooperación en seguridad.

“Los obstáculos para avanzar durante los primeros meses de la administración en los mecanismos bilaterales podrían derivar principalmente de la falta de experiencia de los nuevo mandos”, advierte el archivo del organismo.

En el caso de que ganara las elecciones Hillary Clinton, el Cisen previó que la entonces candidata del Partido Demócrata haría una revisión de los recursos otorgados por Estados Unidos a México, a través de la Iniciativa Mérida.

En el punto cuatro: “¿Qué pasaría si Trump no acepta el resultado de la elección?”, la agencia de inteligencia del Estado mexicano informó que “en agosto de 2016 Donald Trump se había referido por primera vez a la posibilidad de que la elección fuera manipulada por la ‘corrupta maquinaria’ del Partido Demócrata y por los vínculos financieros de la familia Clinton”.

Endurecimiento de políticas migratorias. En la página cuatro del informe confidencial titulado Afectaciones en la burocracia, el Cisen señaló que ante un posible triunfo de Donald Trump se prevía un endurecimiento en las posturas políticas de la migración.

“La prevalencia de posturas duras en materia migratoria, las críticas a la seguridad fronteriza y las opiniones negativas sobre el tráfico de drogas hacia Estados Unidos conforman premisas que tienen amplias oportunidades de traducirse en acciones específicas de gobierno”, detalla el documento.

En otro archivo desclasificado titulado Elecciones federales en Estados Unidos también advertía al Estado mexicano que el equipo de Donald Trump “ha sostenido varias reuniones con grupos de presión y expertos en política poco apegados a la esfera tradicional republicana, (…) lo anterior, con el objetivo de reclutarlos como asesores y recaudar dinero para cubrir los gastos del equipo de transición”.

Al hacer una radiografía del proceso electoral en el país vecino con el nombre ABC de la elección general, el organismo proyectó que los republicanos conservarían la mayoría en la Cámara de Representantes, mientras que que los indicadores eran favorables para que el Partido Demócrata retomara el Senado.

“Adicionalmente, en el mejor de los escenarios, el Partido Demócrata ganaría ocho de las 12 gubernaturas que se elegirán en la jornada”.

Cisen adelantó contienda cerrada. A pesar de que las encuestas colocaban como favorita a Hillary Clinton sobre Donald Trump, el Cisen informaba a la administración del entonces presidente Enrique Peña Nieto que existían dos factores que podrían revertir la tendencia favorable hacia la candidata del Partido Demócrata: “El impacto que tengan las investigaciones del FBI sobre la nueva evidencia en el caso de los correos electrónicos de Clinton y el alto número de votantes que se declaran indecisos en las encuestas, por lo que la diferencia entre el ganador y el perdedor podría ser más estrecha”.

Uno de los apartados, que también fueron vigilados por el Cisen, fue la decisión que tomarían 16 estados sobre las iniciativas populares para regular marihuana con fines medicinales y recreativos. “Las elecciones de noviembre serán el marco para que 16 estados decidan su postura sobre la regulación en el uso de la marihuana tanto para fines médicos como recreativos.

“El respaldo a nivel nacional para la legalización de la marihuana se encuentra en su máximo histórico, con 60% de la población estadounidense a favor”, agrega el archivo.

Reserva de información hasta 2024. En la respuesta de información pública 0410000027819, el CNI detalló que las partes testadas en estos expedientes estarán reservadas hasta 2024, es decir, el año en el que terminará el sexenio de Andrés Manuel López Obrador. El organismo argumentó que divulgar esta información “puede comprometer las relaciones internacionales entre el Estado mexicano y el gobierno de Estados Unidos”.

El documento detalla que la reserva en esta versión pública aprobada por el director general del CNI, el general Audomaro Martínez Zapata, está basada en que la difusión de la información podría generar “afectaciones de la relación internacional, derivando en consecuencias económicas, políticas, sociales y aspectos migratorios”.

En la misma resolución, se informa la existencia de otro expediente que se encuentra totalmente clasificado por cinco años, al argumentar que “afectaría la confianza de la relación bilateral entre México y Estados Unidos para seguir compartiendo información en temas de interés común de la agenda de seguridad internacional”.

Guardando favorito...
 

Noticias según tus intereses

Comentarios