07 | DIC | 2019
Sondeos perfilan un empate técnico en comicios israelíes
Benny Gantz, líder de la formación Kahol Lavan (Azul Blanco), ayer ante sus simpatizantes reunidos en Tel Aviv. Foto: EMMANUEL DUNAND. AFP

Sondeos perfilan un empate técnico en comicios israelíes

18/09/2019
04:28
Agencias
-A +A
Benny Gantz, de la coalición Azul Blanco, llama a formar gobierno de unidad; Netanyahu afirma que el país necesita una administración “sionista fuerte”

Jerusalén/Tel Aviv.— Benny Gantz, el principal rival del primer ministro Benjamin Netanyahu en las elecciones legislativas en Israel, llamó este miércoles a formar un gobierno de unidad, ante el reñido resultado mostrado por los sondeos a boca de urna.

El premier dijo que está a la espera de los resultados de las elecciones legislativas en el país, pero se mostró dispuesto a negociar un “gobierno sionista fuerte”.

Gantz, cabeza de lista de la formación Kahol Lavan (Azul Blanco), dijo: “Actuaremos para formar un amplio gobierno de unidad que exprese la voluntad del pueblo [...] Iniciamos las negociaciones y hablaré con todo el mundo”, declaró. “Esta noche comienza el proyecto de reparación de la sociedad israelí”, destacó Gantz, exjefe del estado mayor del ejército reconvertido en político. “La unidad y la reconciliación están ante nosotros”, añadió.

Netanyahu afirmó: “Vamos a negociar con el mayor número de socios para evitar la formación de un peligroso gobierno antisionista [...] No habrá y no puede haber un gobierno que se apoye en partidos árabes antisionistas, partidos que niegan la existencia de Israel como Estado judío y democrático”.

Según los últimos sondeos a boca de urna, el Likud de Netanyahu obtendría entre 30 y 32 escaños de los 120 de la Knesset, el Parlamento israelí, frente a los 32 de la alianza de Gantz.

El partido de Avigdor Lieberman, que contaría con ocho o nueve escaños, podría ser determinante.

Los resultados de los aliados potenciales de Netanyahu y de Gantz serán decisivos porque la cuestión no es tanto quién tendrá la mayor cantidad de escaños, sino cuál de los dos podrá alcanzar, por alianzas, el número de 61 diputados, umbral de la mayoría en el Parlamento. De acuerdo con los sondeos difundidos por los medios locales, ningún bloque parecía capaz de reunir esta cifra y formar así un gobierno después de esta segunda elección en cinco meses. Las votaciones de abril dieron como resultado un puntaje similar.

“Es muy probable un gobierno de unidad de centro o centroderecha porque Netanyahu no tiene una mayoría, pero tampoco la tiene Beny Gantz, así que vamos a tener algún tipo de acuerdo para compartir el poder”, dijo el analista del Haaretz Anshel Pffefer en la sede de celebración del Likud.

Pffefer considera “difícil” que Netanyahu acceda a formar un gobierno de unidad con un acuerdo de rotación en la jefatura, “especialmente si él no es el primero”, mientras que, si como marcan las encuestas a pie de urna Azul y Blanco tiene más escaños, Gantz tampoco aceptaría ser el segundo.

Raoul Wootliff, periodista del digital Times of Israel, afirmó que, aunque se desconocían los datos finales, se puede afirmar que “parece que será difícil para Netanyahu reclamar la victoria”.

En abril, el conservador Likud y la alianza Kahol Lavan lograron cada uno 35 escaños.

El presidente del país, Reuven Rivlin, encomendó la formación de gobierno a Netanyahu quien, ante la imposibilidad de formar una coalición mayoritaria, prefirió disolver el Parlamento y celebrar nuevas elecciones.

De acuerdo con los sondeos, Israel Beitenu, el partido del exministro de Defensa Avigdor Lieberman, podría ser de nuevo determinante. “Sólo hay una opción para nosotros y es la formación de un amplio gobierno de unión nacional y liberal con Israel Beitenu, el Likud y el Azul y Blanco”, dijo Lieberman, la noche del martes.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios