Se encuentra usted aquí

Niegan que busquen reemplazo de Kelly

El jefe de gabinete está en vilo por su manejo del caso de violencia de funcionario
Asesores de la Casa Blanca afirman que el presidente Donald Trump tiene plena confianza en su jefe de gabinete, John Kelly (der.). (YURI GRIPAS. REUTERS)
12/02/2018
02:31
Agencias
Washington.
-A +A

Ante la crisis en la Casa Blanca, varios asesores intentaron ayer evitar las especulaciones que apuntan a que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, buscaría reemplazar al jefe de gabinete, John Kelly, por su manejo de unas acusaciones de abuso conyugal contra un asistente que renunció esta semana, además defendieron la gestión del gobierno en estos escándalos.

La consejera de la Casa Blanca, Kellyanne Conway, dijo que el presidente le pidió que dejara claro que él apoya a Kelly, quien fue fuertemente cuestionado después de que se conocieron las acusaciones de abusos contra el secretario de gabinete de la Casa Blanca, Rob Porter.

“Él [Trump] tiene plena confianza en su actual jefe de gabinete, el general John Kelly, y no está buscando activamente reemplazos”, dijo Conway en el programa This Week de la cadena ABC.

Luego de que el mandatario declarara el sábado que falsos señalamientos pueden “destruir” vidas, Conway señaló: “Creo que el presidente, como todos nosotros, está conmocionado por estas denuncias.

Conway dijo que Trump presionó al trabajador en el momento en que tuvo evidencias creíbles contra él, una actitud respaldada por otros altos asesores de la Casa Blanca. Aunque “dejamos el beneficio de la duda a la gente”, aseguró, en un intento de justificar el apoyo a Porter.

Añadió que “no había motivo para no creer a las mujeres” que acusan a Porter, porque dieron pruebas al FBI bajo amenaza de sanción.

El director de presupuesto Mick Mulvaney, entre los mencionados como un posible sucesor de Kelly si Trump fuera a hacer un cambio, también restó importancia a las especulaciones sobre la posición del jefe de gabinete, sugiriendo que esas historias “son habladurías de quienes han perdido el acceso al presidente”.

Mulvaney dijo a Fox News Sunday que todos en la Casa Blanca, incluido a Trump, estaban satisfechos con el desempeño del jefe de gabinete y agregó que hablar de la partida de Kelly es “mucho ruido y pocas nueces”.

Porter renunció el miércoles después de que dos ex esposas dijeron que él abusó de ellas. Su abrupta salida del gobierno generó nuevas interrogantes sobre si el equipo de Trump actuó a tiempo de las acusaciones, pues varios medios informaron que Kelly conocía el caso desde noviembre.

Además de Porter, el redactor de discursos de la Casa Blanca, David Sorensen dimitió el viernes por acusaciones de violencia doméstica por su ex esposa, hecho que él niega.

Hasta ahora, Kelly ha debido asumir gran parte de la responsabilidad del escándalo y una fuente familiarizada con el asunto dijo a Reuters que incluso ofreció su renuncia.

Incluso algunos medios habían indicado que el presidente comenzó a elaborar una lista de posibles reemplazos e indicaron que estuvo consultando con asesores externos, de acuerdo con tres personas con conocimiento de las conversaciones pero no autorizadas para discutirlas. Además de Mulvaney, los otros candidatos que figuaraban eran el líder de la mayoría de la Cámara, Kevin McCarthy, el representante Mark Meadows y el director de la CIA, Mike Pompeo. 

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

COMENTARIOS