Líder opositor Juan Guaidó
(Foto: AFP)

Maduro pretende "disolver el Parlamento" este lunes, denuncia Guaidó

11/08/2019
20:10
AFP y EFE
Caracas
-A +A
"El día de mañana pretenden disolver el Parlamento, convocar ilegalmente elecciones parlamentarias o incluso perseguir masivamente diputados", dijo el líder opositor

El jefe del Legislativo, Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela, denunció este domingo que el gobernante Nicolás Maduro pretende "disolver" la Asamblea Nacional (Parlamento, de mayoría opositora).

"El día de mañana pretenden disolver el Parlamento, convocar ilegalmente elecciones parlamentarias o incluso perseguir masivamente diputados", dijo el líder opositor en un mensaje que él mismo transmitió a través de las redes sociales. 

"Es una nueva locura", expresó Guaidó, que preside la Asamblea Nacional, único poder en manos de la oposición. "Pretenden clausurar ilegalmente el Parlamento venezolano, por eso la convocatoria irregular el día de mañana [lunes] de la ANC", un organismo controlado por el chavismo, que tiene poderes absolutos y ha asumido labores legislativas.

En un mensaje transmitido por redes sociales, Guaidó indicó que entre las posibles medidas que puede tomar la Constituyente está "convocar ilegalmente a elecciones" al Parlamento y "perseguir masivamente a diputados". "A esta hora no tienen decisión política".
 

La Asamblea Nacional, cuyas decisiones son consideradas nulas por la justicia tras declararla "en desacato", fue elegida en 2015 y su mandato termina en 2021.

Guaidó aseguró que ha denunciado el posible ataque a sus socios en la comunidad internacional, ante "valientes militares de la Fuerza Armada Nacional que no están de acuerdo con estos elementos" y con integrantes del gobierno del presidente Nicolás Maduro "que quieren nuevas alternativas".

Guaidó es reconocido presidente por medio centenar de países, incluido Estados Unidos, que lidera la ofensiva internacional contra Maduro, al que ha azotado con una avalancha de sanciones.

La última de ellas consistió en un bloqueo de los activos de Venezuela en ese país y acciones contra empresas que hagan negocios con el gobierno socialista.

Ante esa arremetida, Maduro congeló el diálogo que mantenía con la oposición en Barbados con la mediación de Noruega.

lsm

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios