El país se apega a la Constitución con Venezuela: AMLO
El presidente Andrés Manuel López Obrador y el canciller Marcelo Ebrard, hablaron ayer sobre la postura de México ante la situación en Venezuela. (JUAN CAROS REYES. EL UNIVERSAL)

El país se apega a la Constitución con Venezuela: AMLO

25/01/2019
04:39
Misael Zavala, Alberto Morales, Ariadna García y Cristina Hernández
-A +A
Gobierno sigue esa postura “para no equivocarse”, asegura; expertos cuestionan la política exterior en este tema

[email protected]

El Presidente Andrés Manuel López Obrador afirmó que aunque a algunos “no les guste”, México se apega a la Constitución y al principio de no intervención en el caso de Venezuela y subrayó que no desconocerán a la administración de Nicolás Maduro.

En conferencia de prensa, el mandatario aseguró que su gobierno no entrará en especulaciones y resaltó que “para no equivocarnos”, se basa en cuatro principios básicos contenidos en el artículo 89 de la Constitución, que tienen que ver con política exterior.

Insistió en la no intervención, la autodeterminación de los pueblos, la solución pacífica de las controversias y respeto a los derechos humanos.

“No queremos confrontación, no queremos pleito. Queremos llevar una relación de amistad con todos los pueblos y con todos los gobiernos del mundo”, expuso.

“No es que estemos a favor o en contra, estamos por el cumplimiento de los principios constitucionales. Respeto absoluto, estricto a estos principios. Puede ser que a grupos, personas, gobiernos no les guste, pero eso es lo que establece nuestra Constitución y hemos protestado respetar esos principios constitucionales”, enfatizó.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, reiteró en la misma conferencia que México “no va a acompañar el desconocimiento” al gobierno de Nicolás Maduro, pero sí cooperar con su granito de arena para que haya diálogo y paz.

“No vamos a acompañar ninguna acción de esa naturaleza. Tenemos relaciones diplomáticas con Venezuela y tiene un gobierno constituido, y no vamos en este momento a proceder a romper relaciones o desconocer ese gobierno”, expuso el jefe de la diplomacia nacional.

“México mantendrá abiertas relaciones con el actual gobierno de Venezuela”, reiteró Ebrard y destacó que la sede diplomática mexicana en Caracas se mantiene abierta.

Por la tarde, el gobierno mexicano pidió a la Organización de Estados Americanos (OEA) una explicación jurídica sobre la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente interino de Venezuela, así como del futuro funcionamiento de este organismo continental.

En el marco de la sesión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA que se celebró ayer para tratar el caso de Venezuela, el representante de México, Jorge Lomónaco, dijo que el gobierno mexicano no deja de lado la crítica situación que se vive en aquella nación, sin embargo, mantendrá su posición de no pronunciarse.

Señaló la necesidad de aclarar el estatus jurídico derivado de lo ocurrido el miércoles, cuando Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, se declaró presidente interino, reconocido ya por diversos países.

Critican postura del gobierno. Sobre el tema, el internacionalista Enrique Berruga expuso “que habría que ver hacia qué fracción del artículo 89 constitucional hace referencia el Presidente López Obrador, ya que de esta forma podría proclamarse el gobierno mexicano ante lo que se considera una dictadura”.

Reconoció que la postura es difícil por la polarización que vive Venezuela. “También se dice que hay que tomar en cuenta la decisión del pueblo, pero cuál de los dos es el pueblo, el que apoya a Maduro o a Guaidó, porque así no está claro”.

El especialista Mauricio Meschoulam coincidió en que el principio de no intervención debe respetarse pero no de la manera en la que se está haciendo debido a que nuestro país podría ser mediador para resolver un conflicto y así conservar su carácter neutral sin tomar partido por alguna de las situaciones.

Arturo Magaña Duplancher, analista internacional y profesor universitario, consideró que el problema de la política exterior mexicana frente a la situación de Venezuela es que no ha sabido ser equidistante y en la realidad reconoce solamente a una de las partes en el conflicto. “No se puede ser mediador cuando se reconoce sólo a uno, hay un punto central: estamos en un escenario de polarización tremenda”, dijo.

Javier Urbano, analista internacional y profesor de la Universidad Iberoamericana, coincidió en que la Doctrina Estrada no cabe más en el actual contexto internacional.

“Aquí es un tema más de orden político, no creo que entre en el ámbito de la interpretación de la Doctrina Estrada, no creo que entre ahí porque México ya ha tenido muchos eventos en los cuales la Doctrina no ha operado: estoy pensando en Chile; en la época de [Francisco] Franco [en España]”, señaló.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios