19 | MAR | 2019
Cuba acusó que EU alista “aventura militar” contra Venezuela
Foto: Especial

Cuba acusó que EU alista “aventura militar” contra Venezuela

14/02/2019
10:53
José Meléndez / corresponsal
San José
-A +A
El gobierno cubano también respaldó un plan de México, Uruguay y CARICOM para impulsar una solución negociada a la crisis venezolana

San José.- La revolución comunista de Cuba denunció hoy una “escalada de presiones y acciones” del gobierno de Estados Unidos para lanzar “una aventura militar disfrazada” de intervención humanitaria en Venezuela y respaldó la iniciativa diplomática de México, Uruguay, Bolivia y la Comunidad del Caribe (CARICOM) para buscar una salida pacífica a la crisis venezolana.

En una declaración que publicó en el periódico Granma, órgano oficial del Partido Comunista de Cuba (PCC), el gobierno cubano exhortó a la comunidad internacional a “movilizarse” para impedir que se concrete un ataque de Washington contra Caracas.

Entre el 6 y el 10 de febrero de 2019 se realizaron “vuelos de aviones de transporte militar” hacia terminales aéreas en Puerto Rico, República Dominicana y otras islas del Caribe “estratégicamente ubicadas”, acusó.

Los vuelos se hicieron “seguramente sin conocimiento de los gobiernos de esas naciones” y se “originaron en instalaciones militares estadounidenses desde las cuales operan unidades de Fuerzas de Operaciones Especiales y de la Infantería de Marina que se utilizan para acciones encubiertas, incluso contra líderes de otros países”, aseguró.

Medios políticos y de prensa de EU y otras naciones revelaron que “figuras extremistas” del gobierno del presidente Donald Trump, “con una larga trayectoria de acciones y calumnias dirigidas a provocar o alentar guerras”, participan en la escalada, recalcó.

El asesor de Seguridad Nacional de EU, John Bolton y el director del Hemisferio Occidental del Consejo de Seguridad Nacional de EU, Mauricio Claver-Carone, en asocio con el senador republicano por Florida, Marco Rubio, “diseñaron, gestionaron el financiamiento y organizaron directa y detalladamente, desde Washington, el intento de golpe de estado en Venezuela mediante la ilegal autoproclamación de un presidente”, aseveró.

La declaración fue publicada en Granma con fecha de 13 de febrero, en coincidencia con una reunión que Trump sostuvo este miércoles en la Casa Blanca con el presidente de Colombia, Iván Duque, y en la que reiteró que todas las opciones, como la militar, están bajo análisis de Washington para buscar una solución al conflicto venezolano.

La situación de Venezuela se agravó luego de que, acusado de reelegirse en mayo de 2018 en unos comicios ilegítimos, Nicolás Maduro asumió el 10 de enero anterior un segundo sexenio presidencial consecutivo, que acabaría en 2025, por lo que fue desconocido de casi medio centenar de países de América, Europa, Asia y Oceanía. Como más importante aliado de Caracas, Cuba reafirmó su alianza con Maduro.

De manera paralela, el opositor Juan Guaidó fue escogido el 5 de enero pasado como presidente de la Asamblea Nacional—que está bajo dominio de la oposición desde 2016—y el 23 de enero juró como presidente encargado o interino, tras denunciar la usurpación de la Presidencia de Venezuela por parte de Maduro. Guaidó recibió el reconocimiento de más de 40 países. Cuba catalogó a Guaidó de ilegal.

Al admitir que tampoco descarta el envío de 5 mil soldados de EU a Colombia, Trump dijo luego de la cita con Duque que “hay una serie de soluciones, de opciones diferentes y analizamos todas” con respecto a Venezuela.

Apoyo a México. La declaración del gobierno comunista cubano apoyó el Mecanismo de Montevideo, un plan que México, Uruguay, Bolivia y el CARICOM anunciaron el 6 de este mes en la capital uruguaya y que propone una serie de pasos para abrir el diálogo entre las partes en pugna en Venezuela, con negociaciones y mediadores, para buscar una salida pacífica a las controversias venezolanas.

Cuba “expresa su bienvenida y apoyo” al Mecanismo de Montevideo, como plan “que busca preservar la paz en Venezuela” basado “en los principios de no intervención en los asuntos internos, la igualdad jurídica de los Estados y la solución pacífica de controversias”, precisó el pronunciamiento.

Cuba “saluda la favorable acogida a dicha iniciativa” por parte de Maduro y de la comunidad internacional “y expresa preocupación ante el rechazo categórico del gobierno estadounidense a las iniciativas de diálogo promovidas por varios países, incluida esta”, advirtió.

Trío de EU. Sobre las actividades de Bolton, Claver—Carone y Rubio, La Habana alertó que “son ellos mismos los que, personalmente o a través del Departamento de Estado (de EU), vienen realizando presiones brutales contra numerosos gobiernos para forzar su apoyo al llamado arbitrario a nuevas elecciones presidenciales venezolanas”.

Esas acciones las ejecutan los tres “mientras promueven el reconocimiento al usurpador (Guaidó) que apenas cuenta con 97 mil votos como parlamentario, frente a los más de 6 millones de venezolanos” que en mayo de 2018 que eligieron a Maduro como “Presidente Constitucional”.

Washington “ha intensificado su campaña política y mediática internacional y recrudece las medidas económicas coercitivas unilaterales contra Venezuela, entre las que puede citarse el bloqueo en bancos de terceros países de miles de millones de dólares pertenecientes a Venezuela y el robo de los ingresos de las ventas de petróleo de esa hermana nación, lo que está provocando graves daños humanitarios y duras privaciones a su pueblo”, describió.

Cuba, que desde 1962 está sometida a un embargo económico de EU, reiteró que “junto a este cruel e injustificable despojo”, el gobierno de Trump “pretende fabricar un pretexto humanitario para iniciar una agresión militar contra Venezuela”.

La Habana se refirió al proyecto encabezado por EU de enviar gran cantidad de asistencia humanitaria a Venezuela, que desde hace más de cinco años sufre una acelerada escasez de medicinas, insumos médicos, alimentos y artículos de consumo básico.

Maduro atribuyó repetidamente el desabasto generalizado a lo que calificó como “guerra económica” de EU y sus aliados de la oposición venezolana. Los opositores, sin embargo, replicaron que la escasez es por culpa del modelo socialista iniciado desde 1999 por el líder venezolano Hugo Chávez (fallecido en 2013), así como a la corrupción oficialista y al desperdicio de los multimillonarios ingresos que Venezuela recibió en este siglo por las exportaciones petroleras.

En alusión al cargamento varado desde la semana anterior en el lado colombiano de la frontera con Venezuela, porque Maduro ordenó impedir su entrada a Venezuela, el gobierno cubano indicó que la Casa Blanca “se ha propuesto introducir en el territorio de esa nación soberana, mediante la intimidación, la presión y la fuerza, una supuesta ayuda humanitaria, que es mil veces inferior a los daños económicos que provoca la política de cerco, impuesta desde Washington”.

“El usurpador y autoproclamado ‘presidente’ declaró desvergonzadamente su disposición a reclamar una intervención militar de Estados Unidos con el pretexto de recibir dicha ‘ayuda humanitaria’, y ha calificado el rechazo soberano y digno” a esa operación como “un crimen de lesa humanidad”, señaló.

“Altos funcionarios estadounidenses recuerdan cada día, con arrogancia y desfachatez que, en relación con Venezuela, ‘todas las opciones están sobre la mesa, incluida la militar’. En el proceso de fabricación de pretextos, el gobierno de EU ha acudido al engaño y la calumnia”, denunció.

 

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios