Contra el fuego y el sexismo, así luchan las bomberas en Bolivia
Foto: AFP

Contra el fuego y el sexismo, así luchan las bomberas en Bolivia

29/08/2019
19:03
AFP
-A +A
Con palas y picos de acero, decenas de mujeres brigadistas laboran hombro a hombro con sus pares masculinos en los focos de fuego en la Chiquitanía y la región del Pantanal, que Bolivia comparte con Brasil y Paraguay

Como sus colegas varones, las bomberas de Bolivia luchan para apagar los gigantescos incendios que han quemado 1.2 millones de hectáreas de bosques, pero también se enfrentan al sexismo en un mundo donde las consideran débiles.

Con palas y picos de acero, decenas de mujeres brigadistas laboran hombro a hombro con sus pares masculinos en los focos de fuego en la Chiquitanía y la región del Pantanal, que Bolivia comparte con Brasil y Paraguay.

La bombera Daniela Vera, de 19 años, llegó desde Cochabamba (centro de Bolivia) para unirse a la lucha en defensa del ecosistema en el oriente de Bolivia, a pesar de que sus padres preferirían que tenga una vida más apacible en medio de libros y bibliotecas.

"(Mi padre) ahorita hubiera querido que yo esté en mi casa, haciendo mi tarea, yendo a pasar clases en la universidad, y que esté ayudándolo en su trabajo", dice Daniela a la AFP.

Sin embargo, ella tiene otra concepción de la vida: "es todo lo contrario, es como que yo soy un alma rebelde, digo: no. Yo si quiero hacer esto, me propongo, lo hago y lo consigo".

Junto a sus compañeras, la universitaria se muestra feliz mientras comparten la comida con campesinos de Quitunuquina, que las acogen en sus 'pahuichis' (precarias casas de paja).

6_7.jpg
Foto: AFP 

Los focos de fuego comenzaron en mayo en Bolivia y se dispararon este mes por la quema intencional de campos de cultivo, una práctica antigua llamada "chaqueo", según la cual la ceniza mejora la calidad de la tierra para la siembra. Los incendios forestales en Brasil y Bolivia han captado la atención mundial.

Además de luchar contra el fuego, las bomberas bolivianas, todas voluntarias, se enfrentan a otro enemigo, el machismo. 

"Porque te ven mujer (dicen que) no eres capaz de cargar esto, no vas a poder manejar las mangueras, etc, etc, o capaz este no es tu tipo de terreno, tú no estás ambientada a este tipo de clima", cuenta Daniela.

En cambio, la bombera Gina Arhuata, de 17 años, dice que en su cuadrilla todos son "iguales".

"Todos nos tratamos por igual, no hay distinción, las mujeres hacemos el mismo trabajo que los hombres, en sí casi la mayoría de nuestro equipo está compuesto por mujeres", explica Gina a la AFP.

Bolivia es el país latinoamericano con mayores cifras de violencia contra las mujeres, según datos de la ONU, y el segundo después de Haití en violencia sexual.
Siete de cada diez mujeres bolivianas sufren de violencia física y psicológica, de acuerdo a Naciones Unidas. 

Frente al alarmante crecimiento de los casos, el gobierno boliviano activó en julio un gabinete multidisciplinario para tratar de reducir la violencia contra las mujeres.
Unos 80 feminicidios han sido perpetrados en Bolivia en lo que va de año, cifra superior a los 60 casos del mismo periodo de 2018.

El feminicidio está sancionado con 30 años de cárcel, sin derecho a indulto, según una ley de 2013, que lo tipifica como la muerte violenta de una mujer por razones de género.

El código penal boliviano establece también una pena de presidio de 30 años sin derecho a indulto a "quien mate a una niña o un niño desde su nacimiento hasta sus 12 años".

agv

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios