Suscríbete

Chile: “Reforzar las sanciones”

Mundo 12/10/2020 02:39 GDA Actualizada 02:39

En el sur del continente, en Chile lo que hace falta son reforzar las leyes para que las minorías de origen africano y los indígenas no sean discriminados. Eso afirma a El Mercurio el sociólogo Mauricio Salgado, profesor de la Universidad Andrés Bello y doctor en el Centro de Investigación en Simulación Social (CRESS) de la Universidad de Surrey (Inglaterra): “Lo primero es el cambio institucional de nuestras leyes. Reforzar las sanciones que existen ante actos discriminatorios. La discriminación florece cuando hay segregación. Al tener grupos separados, el que es distinto pasa a ser una incógnita, lo que lleva a que sea también una amenaza, porque no lo conozco, no sé cómo actúa, porque no tengo una experiencia directa con esa persona que me permita constituir una persona como un agente humano. A nivel social podemos aumentar la inclusión. Que las personas tengan la experiencia del otro, que puedan interactuar. El contacto con el otro, cotidianamente, no forzado, ayuda a terminar con actos discriminatorios”.

Este país atrae a muchos migrantes que llegan en busca de una mejor condición de vida, pero encuentran una realidad desconcertante a causa de la discriminación. Starling Santana es dominicano, tiene 18 años, vive desde hace tres años en Chile y trabaja como maestro pintor y esta es su historia: “Me siento discriminado solo por algunos chilenos, no todos son iguales. Mi peor experiencia la tuve en el colegio donde alcancé a terminar cuarto medio (último año de enseñanza escolar). Me molestaban todos los días, no me dejaban hacer la clase, me hacían burlas y me tiraban cosas. Hasta que un día me enojé mucho y me puse a pelear a golpes con ellos. También los choferes de micro a veces me cierran la puerta en las narices. En la calle, especialmente cuando hay grupos, me gritan negro y un garabato (grosería). No me importa lo de negro, pero no aguanto el insulto. Por lo general, sigo el consejo de mi hermano de que no me enoje, porque, al final, todos somos iguales”.

Comentarios