“Pandemia colapsó el panteón ya saturado”, dijo edil de San Salvador Atenco

Metrópoli 30/07/2020 01:54 Actualizada 01:54
Guardando favorito...

San Salvador Atenco, Méx.- Durante la actual pandemia de Covid-19 el panteón municipal de San Salvador Atenco llegó a su máxima capacidad, por lo que el ayuntamiento de extracción morenista adquirió un terreno de una hectárea, cercana al camposanto actual, para habilitarla y que se pueden enterrar a las personas que pierdan la vida.

“El panteón ya estaba saturado desde hace tiempo, pero esta pandemia vino a colapsarlo por lo que nos pusimos a buscar alternativas y se decidió construir otro y para ello se buscó el terreno y se realizò el proyecto”, dijo el alcalde Hugo Reyes Núñez.

El nuevo espacio, según los planes del gobierno municipal, empezaría a operar en noviembre próximo, cuando estaría listo para realizar los servicios funerarios que soliciten las familias atenquenses.

Este jueves durante la sesión de cabildo se aprobará de manera oficial la compra del terreno, así como la autorización para la construcción del nuevo cementerio. Las autoridades locales avisarán a la población, a través de mantas que colocarán en el predio, sobre la edificación del inmueble.

“El proyecto consta de una capilla y una zona de descanso a la mitad, tendrá caminos diseñados y un orden donde van a estar las sepulturas. La construcción tardará unos tres meses y estamos viendo si el presupuesto nos da para bardear todo el terreno”, explicó el presidente municipal.

Integrantes de la delegación y el Consejo de Participación Ciudadana (Copaci) de Atenco determinaron que tomarán los terrenos de uso común, destinados para una planta tratadora, con una extensión de cuatro hectáreas para construir un nuevo panteón.

El 19 de julio pasado durante una asamblea los residentes acordaron adjudicarse esos predios localizados en la zona ejidal para la construcción de un nuevo panteón porque el que funcionó durante varias décadas ya está saturado y no puede recibir a más difuntos.

Desde hace cuatro meses se han realizado 45 entierros en el panteón municipal, 15 de los cuales fueron por Covid-19 y 30 por otras enfermedades, de acuerdo a datos del Registro Civil.

El gobierno de Valle de Chalco adquirió en mayo pasado un terreno de una hectárea para cavar más tumbas porque el panteón municipal de Xico se saturó debido a que aumentaron los servicios funerarios, algunos de ellos de personas que murieron por Covid-19 o probable Covid-19.

El alcalde morenista, Armando Méndez García, dio a conocer que el ayuntamiento decidió cancelar el entierro de personas de otros municipios porque el nuevo espacio se saturaría en poco tiempo y no tendrían espacio para sepultar a los habitantes vallechalquenses.

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios