Lluvia no resta ánimo a desfile de catrinas

Capitalinos atiborran Reforma, Juárez y el Zócalo; migrantes, tema central para carros alegóricos
Lluvia no resta ánimo a desfile de catrinas
Sobre las vallas que se colocaron en avenida Juárez se apostaron miles de capitalinos para alcanzar a ver el paso de calaveras y catrinas monumentales. (FRANCISCO RODRÍGUEZ. EL UNIVERSAL)
28/10/2018
01:32
Eduardo Hernández, Sandra Hernández y Andrea Ahedo
-A +A

[email protected]

Ni la lluvia ni la espera desanimó a los asistentes al desfile de Día de Muertos que se llevó a cabo en la Ciudad de México, aunque algunos arribaron antes del mediodía para ver pasar las catrinas.

Margarita y sus nietos llegaron poco después de las 14:00 horas y no lograron ubicarse en un buen punto frente a las vallas, pues otros asistentes habían llegado desde las 11:00 horas, les aseguraron; sin embargo, el ánimo no decayó.
desfile_dia_de_muertos_27_71286619.jpg

Emocionados sacaron sus bancos y esperaron más de dos horas para ver el espectáculo que tuvo como temática central los migrantes. En el desfile aparecieron arcos con la leyenda “Ciudad refugio”, así como carros alegóricos alusivos a símbolos de la migración como la mariposa monarca, las carabelas de la Conquista y hasta un dragón que representa otras culturas. También desfiló un carro con la imagen de Lázaro Cárdenas, quien como presidente dio refugio a españoles.

La amenaza de lluvia apuró el desfile. Poco antes de las cuatro de la tarde, el secretario de Turismo federal, Enrique de La Madrid, y los titulares de Turismo y Cultura local, Armando López y Eduardo Vázquez, respectivamente, cortaron el listón que daría paso a decenas de calaveras, esqueletos y carros alegóricos que iniciaron su recorrido en la Estela de Luz, sobre Paseo de la Reforma, donde asistieron millón y medio de personas.
desfile_dia_de_muertos_35_71276257.jpg

De pronto, la voz de una joven inició el desfile, el cual comenzó con la historia de los volcanes Popocatépetl e Iztaccíhuatl, y luego salieron los carros alegóricos de carabelas y la conquista.

La música contagió al público al ritmo de Carnaval, de Celia Cruz, y Vivir la Vida, de Marc Anthony, mientras que un xoloitzcuintle y una Frida Kahlo gigante, sorprendieron a todos.

Para apreciar mejor el evento, los asistentes, en su mayoría niños, subieron a los hombros de sus padres, y hasta a árboles y techo de las estaciones del Metrobús de la Línea 7.
desfileparabus_71276338.jpg

Amenaza de lluvia. Cayeron las primeras gotas de lluvia. Quienes traían impermeable o paraguas de inmediato lo usaron, otros simplemente soportaron. Sin embargo, la lluvia duró menos de 10 minutos y el sol salió.

Luego de una hora, el último carro alegórico cruzó la línea de salida al ritmo de la canción Carmen.

Aunque había terminado de salir la caravana, en Reforma y Bucareli la espera continuaba. Hora y media después pasaron las primeras atracciones, pero el grupo de limpieza que iba al final fue el más vitoreado.
desfile_cdmx_muertos_71276260.jpg

A las 18:30, después de dos horas, sonaron las bocinas del Zócalo para anunciar que por fin arribaban las catrinas y calacas monumentales.

A la gente sobre la Plaza de la Constitución les emocionó mucho más aquellos carros alegóricos con música. Aunque el desfile duró una hora, la gente se quedó “con ganas de más”, dijeron.

Mantente al día con el boletín de El Universal