Incertidumbre. El 19-S detuvo el tiempo en Tláhuac

24/09/2018
|
02:23
|
Eduardo Hernández
Carlos está reparando su drenaje por cuenta propia pues dice que vive con sus padres, personas de la tercera edad, quienes necesitan salubridad. (YADÍN XOLALPA/EL UNIVERSAL)

Incertidumbre. El 19-S detuvo el tiempo en Tláhuac

24/09/2018
02:23
Eduardo Hernández
-A +A
A un año del sismo los vecinos de colonias como Nopalera y Del Mar, entre otras, todavía no saben si podrán regresar a sus hogares

Un año ha pasado del sismo del 19-S y los vecinos de la delegación Tláhuac continúan con la incertidumbre de qué pasará con sus viviendas. Aunque ya han sido demolidas, las autoridades no les han dicho si podrán construir en el predio donde estaban sus hogares o tendrán que ser reubicados a otra zona por ser suelo inhabitable.

“Nos visitó Claudia Sheinbaum y dijo que se volverá a hacerse un censo. Un año después están pensando en arrancar los apoyos, pero necesitamos saber cuál paso vamos a seguir, si se puede construir aquí nuevamente. Temporalmente se construyó un cuarto para que viva mi mamá; en el predio de al lado hay un hundimiento que tiene una profundidad de unos 5 metros, es como un socavón y en el que sigue pasa la grieta, no es como muy estable el suelo, pero sólo es a simple vista, no hay un estudio geológico y es lo que se necesita”, dijo Marco Velázquez, cuyo predio está localizado en la calle Pingüino, en la colonia Del Mar.

El vecino asegura que se ha desesperado ante la lentitud de las autoridades, pues a pesar de que hay mesas de diálogo y se ha generado la unión entre los vecinos afectados, hasta el momento sólo se ven los predios vacíos y las banquetas deformadas.

“Demolieron las casas, se llevaron el escombro, pero no hay una fecha [para reconstruir], ha habido platicas, dicen que vamos muy avanzados, pero no hay nada en concreto”, expuso.

Las calles de esta colonia están destruidas por el sismo. Carlos Sánchez, de la avenida Océano, comparó la zona con un lugar donde se registró una guerra. Él y su familia esperan lo mismo que la mayoría de sus vecinos; que concluya el estudio del suelo para definir cuál será su destino, si vivir ahí o tener que emigrar.

“La colonia ha presentado demasiados problemas a consecuencia del sismo del año pasado, hay casas que por fuera se miran bien, pero por dentro hay socavones, lo que estamos pidiendo es un estudio del suelo que nos diga realmente si podemos volver a los terrenos”, dijo.

Carlos arregla el drenaje de su casa por su cuenta. Asegura que ya no puede esperar la respuesta de las autoridades, pues vive con sus padres, personas de la tercera edad, quienes tienen necesidades, por lo que prefirió ocupar el dinero que le dieron del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) para ese proyecto. Asegura que es imposible edificar algo, pues no sabe la situación de la colonia.

Zona de grietas

En la delegación Tláhuac se registraron 80 predios de alto riesgo de colapso, 280 en riesgo alto, 346 en riesgo medio y 517 en riesgo bajo, la mayoría de los inmuebles afectados están en la colonia Del Mar, donde se registró una grieta que causó daños a decenas de viviendas y varias calles a lo largo de su trayectoria.

Se ha anunciado la inversión de 350 millones de pesos para rellenar las grietas que se tienen detectadas en 25 calles de la colonia Del Mar, de la delegación Tláhuac. Según los reportes que se le brindan a los vecinos, éstas son producto de una falla geológica que cruza por la demarcación y que se agravaron a consecuencia del sismo del año pasado; también se ha dicho del estudio de suelo, pero hasta el momento, los vecinos no tienen conocimiento de qué pasará.

La señora Victoria González vive en la calle Ángel, por ahí pasó la grieta y afectó su casa, la cual tiene cuarteaduras por todos lados. Al ver su hogar le brotan lágrimas ante la impotencia de no poder hacer nada para arreglarla pues el dictamen señala que su casa es de bajo riesgo.

“Yo no podía entrar aquí, tardé mucho tiempo, el piso se subió, me ayudaron algunas personas para poder entrar a la casa, cuando alzaron fue una impresión muy tremenda, dicen que es la falla y se veía el fondo. Pude entrar y al ver las cosas lastimadas, sentí mucha tristeza”, contó.

En un recorrido realizado por EL UNIVERSAL se observó que aún continúan los trabajos del Gobierno capitalino para resolver los daños por fugas en la red hidráulica.

De acuerdo con los datos invertidos en el portal de la reconstrucción, en esta colonia se registraron seis vialidades con esta afectación y en la delegación en 99 puntos.

“Prácticamente estamos en un hacinamiento, estamos sin drenaje, lo que necesitamos es que esto se reconstruya y se recomponga completamente”, comentó Carlos.

También se observó que hay algunos establecimientos que resultaron dañados tanto en la infraestructura como en la las maquinarias o equipo; de acuerdo con los registros en la colonia Del Mar hay 26 de los 177 establecimientos que están en esta situación.

En la zona se pueden ver las calles irregulares, hundimientos, paredes apuntaladas y también algunos trabajos que ya han hecho los vecinos por su propia cuenta, otros están a la espera de que haya respuesta de las autoridades, pues aseguran que con el cambio de administración se tendrán que reintegrar los expedientes, la mayoría no tiene la información y sólo especula.

tlahuac.jpg
Francisca, vecina de la Nopalera, quien vive con su hermano y su madre, afirma que siguen con la
angustia de que vuelva a temblar y suceda “alguna otra desgracia”.

 

Censo completo

La jefa de gobierno electa, Claudia Sheinbaum, ha referido que su gobierno iniciará hasta el 5 de diciembre, por lo que todavía el Gobierno actual tiene que continuar con los trabajos de reconstrucción; sin embargo, su equipo realizará otro censo debido a que el que se tiene no está completo, pues falta unificar los datos para conocer el costo real de la reconstrucción, por lo que se debe conocer a detalle la información completa de los daños para establecer apoyos específicos en viviendas unifamiliares y multifamiliares.

Otra colonia afectada en Tláhuac es la Nopalera, donde Francisca González Torres vive acompañada de su hermano y madre, mujer de la tercera edad, quienes están a la espera de los arreglos por parte de las autoridades, pero también con el temor de que pueda haber alguna desgracia si es que se registra un sismo de magnitud similar al del 19 de septiembre de 2017.

“La casa está apuntalada por el desprendimiento de las paredes, además hay cuarteaduras, en algunos puntos lo mandamos a reparar, porque pensamos que no habría ayuda del Gobierno y aquí tenemos a nuestra madre, que no puede hacer muchos movimientos”, dijo.

En la Nopalera se puede ver que las casas dañadas ya fueron demolidas, aunque no se sabe si se realizará la reconstrucción como se había prometido, por el momento, no hay peligro para los vecinos.

Así como Carlos, Victoria, Marco y Francisca, cientos de vecinos de las colonias Santa Catarina Yecahuízotl, Miguel Hidalgo, Agrícola Metropolitana, Del Mar y La Nopalera, están a la espera de que haya un estudio sobre las fallas geológicas y de suelo, o que los reubiquen a otro punto, pero que tengan una casa próximamente.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios