Extorsionan a dueño de restaurante en Polanco

Presuntos criminales exigen 35 mil pesos a empresarios para “dejarlos trabajar en 2019”

Extorsionan a dueño de restaurante en Polanco
Restauranteros del sector Polanco y el corredor Roma-Condesa siguen sufriendo del acoso de los delincuentes. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)
Metrópoli 20/12/2018 01:09 David Fuentes Actualizada 01:10

[email protected]

A pesar del esfuerzo de las autoridades para erradicar la extorsión que viven los restauranteros del sector Polanco y el corredor Roma-Condesa, las intimidaciones de personas que se identifican como integrantes de cárteles locales continúan.

Sofisticaron los métodos y exigen un solo pago para “dejarlos trabajar”, lo que ha generado temor en el gremio.

El caso más reciente se denunció ante la procuraduría local apenas el lunes luego de que el propietario de un restaurante ubicado en Polanco fue visitado por un joven, quien le entregó un sobre amarillo a uno de los empleados: “Esto es para tu patrón, se lo das por favor y dile que nosotros nos comunicamos con él”, dijo el mensajero para luego retirarse caminando.

El empleado le hizo llegar el sobre al propietario del local. Su contenido lo preocupó, “Estimado señor; le hacemos llegar este oficio, nosotros somos el cártel que está operando en la Ciudad de México, comandamos todo Tepito, Polanco, Condesa, Centro y Naucalpan y estamos pidiendo a todo negocio un pago único de 35 mil pesos para dejarlos trabajar en 2019”, se lee en el documento en manos de las autoridades.

También venían fotografías de los negocios del restaurantero, de la fachada de su casas así como otras imágenes que alertaron al empresario, “tengo gente siguiéndote las 24 hora desde hace dos semanas, sabemos todos tus movimientos, los de tu esposa y las de tu familia, contamos también con personal de inteligencia y en la policía, si haces algo, nos vamos a dar cuenta de inmediato”, amagaba el documento.

El mensaje lo firmaba una persona que se identificó como el Comandante Dumas y se dejó un número telefónico para acordar la fecha del pago de los 35 mil pesos exigidos. Minutos después que el restaurantero leyera el mensaje, recibió una llamada de su familia, los mismos extorsionadores hablaba por teléfono para tener una respuesta.

Fue entonces que el empresario decidió ir con las autoridades a denunciar, al tiempo que pidió seguridad, pues aunque en primera instancia pensó que era una estafa, las imágenes y la insistencia en las llamadas lo preocuparon.

Salvador Guerrero Chiprés, del Consejo Ciudadano de la Ciudad de México, reveló que la extorsión creció hasta 55% en comparación con 2017.

Comentarios