25 | MAR | 2019
Concesionarios de la L2 del Metrobús se dicen en quiebra
Los 82 socios de COPSA dicen que están en riesgo de perder su patrimonio; sólo 16 unidades se mantienen en circulación. (ARCHIVO EL UNIVERSAL)

Concesionarios de la L2 del Metrobús se dicen en quiebra

17/10/2018
01:08
Eduardo Hernández
-A +A
Afirman que hay un adeudo a cada uno de los socios por 110 mil pesos

[email protected]

Integrantes del Corredor Oriente Poniente S.A., (COPSA) una de las cinco empresas que operan en la Línea 2 del Metrobús, que corre de Tacubaya a Tepalcates, se manifestaron para denunciar su quiebra técnica.

Señalaron que los 82 socios de COPSA están en riesgo de perder su patrimonio, pues de las 27 unidades que daban servicio, sólo 16 se mantienen en circulación.

“El manejo patrimonial de nuestra empresa por parte del presidente del consejo de administración, Juan Manuel Martínez Herrera, y una posible omisión o complicidad de las autoridades, ha hecho que desde hace 17 meses se nos suspenda el pago por kilómetro recorrido”, dijeron.

Indicaron que el adeudo a cada uno de los socios es por 110 mil 500 pesos, lo que podría configurar diversos delitos por un total de más de 9 millones de pesos.

Recordaron que existe un acuerdo con la Dirección del Metrobús, para aportar una cantidad por la distancia recorrida, pero ese organismo ha depositado los recursos a la cuenta personal de Martínez y no ha llegado a los socios.

“Los 82 socios de Corredor Oriente Poniente no hemos recibido la cantidad acordada por la operación de nuestras unidades de Metrobús y mucho menos los recursos para el mantenimiento de éstas y garantizar el servicio que merecen los usuarios”, dijeron.

Acusaron que la mayoría de los afectados son personas de la tercera edad, quienes aceptamos dejar de operar los microbuses y apostar a este nuevo modelo de servicio; sin embargo, ahora enfrentan serias afectaciones económicas.

“Reiteramos nuestra solicitud a la Secretaría de Movilidad y a Metrobús para que intervengan, pues no se trata de un asunto entre particulares, cuando el Gobierno de la Ciudad de México invirtió en este proyecto, y se ha llegado hasta la canibalización de unidades para que otros autobuses sigan operando”, indicaron.

Expusieron que están en riesgo de perder el patrimonio que lograron tras prestar el servicio en microbuses en el Eje 4 Sur y después al incorporarnos al Sistema de Metrobús, y auguraron que esto podría afectar a otras sociedades participantes en este medio de transporte.

“Pedimos intervengan las autoridades para evitar que se formalice nuestra quiebra técnica, que implicaría dejar de operar el servicio en fecha próxima y faltar al compromiso de ofrecer un servicio de calidad”, concluyeron.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios