Reconoce Collins que en combate al narcomenudeo están "atados de manos"

Frente a congresistas, el secretario de Seguridad Pública capitalino criticó que se prioricen los derechos humanos del delincuente antes que pensar en la víctima
El secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Raymundo Collins
El secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Raymundo Collins (Foto: especial)
16/10/2018
19:57
Diana Villavicencio
Ciudad de México
-A +A

El secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, Raymundo Collins, reconoció que en el combate al narcomenudeo están atados de manos.

Al asistir a la instalación de la Comisión de Seguridad Ciudadana en el Congreso local, criticó que se priorice que los derechos humanos del delincuente no se violenten, antes que pensar en la víctima.

“Que no me vengan los garantes de las libertades que primero tenemos que cumplir procedimientos antes que defender a las colonias y a las alcaldías”, declaró Collins.

Frente a los congresistas, el titular de la SSP dejó claro que está documentado dónde se vende la droga, hay listas y direcciones pero resulta que por los derechos que tienen “esos señores delincuentes, tenemos que respetar primero”.

Por ello, exhortó a la presidenta de la Comisión de Seguridad Ciudadana, Leticia Varela, y a los demás integrantes que debe haber una variable en la ley donde se permita que la denuncia ciudadana, la presencia de la alcaldía, el propio Congreso y la policía pueda intervenir directamente, supervisados por todos ellos.

“Esto dará la pauta para que esta Ciudad cambie”, recalcó.

Collins reiteró que se debe de ver por las víctimas. “Detenemos a mucha gente con los elementos, con todo, y está la gente lastimada y resulta que lo primero que se debe de checar es que no se violente los derechos del individuo que atacó y violentó, que asesinó, que asaltó. Lo peor es que al delincuente se le trate bien no importando la víctima, cuando señores es lo que debe estar primero al frente. Eso hay que cambiarlo”.

Detalló que todos los días, la policía detiene a más de 150 delincuentes que son puestos a disposición del Ministerio Público y más de 500 personas a los jueces cívicos.

“El trabajo es grande, importante y muchas veces considerar a la ciudad menor en cuanto a que rebasa una noticia de tantos muertos o robos. Si me lo autorizaran (los diputados) que tuvieran el radio de seguridad pública por 24 horas (verían que) no hay un minuto que seguridad pública no esté deteniendo gente, exponiendo su vida de día y noche”, precisó.

INFORMACIÓN RELACIONADA

Mantente al día con el boletín de El Universal