19 | JUN | 2019
Secuestros que causaron indignación
Fotografía. Especial

Norberto, Fernando Martí, "El Jefe" Diego, Wallace y Rúben Romano, los secuestros que más indignaron

10/06/2019
16:47
Redacción
Ciudad de México
-A +A
La Procuraduría capitalina informó durante la madrugada sobre el hallazgo del cuerpo del estudiante de la Universidad del Pedregal, Norberto Ronquillo

De acuerdo con datos de la Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ) , en lo que va del año se han abierto 353 carpetas de investigación por el delito de privación de la libertad.

En el portal Datos Abiertos, la dependencia local, informó que febrero fue el mes en que se iniciaron más investigaciones por secuestro, con 133 averiguaciones.

Aquí te presentamos algunos secuestros que mayor indiganción han causado en la sociedad.

Caso Norberto Ronquillo

La noche del martes, Norberto Ronquillo, terminó sus clases en la Universidad del Pedregal, pero al salir de la institución no volvió a su casa.

Tras darse a conocer el hecho, familiares del universitario bloquearon el cruce de Acoxpa y Federación Mexicana de Football, en Tlalpan, para exigir una reunión con la procuradora, Ernestina Godoy.

La madre del joven señaló en repetidas ocasiones que cumplieron con pagar la cantidad que solicitaron por el rescate de su hijo.

Durante la madrugada de hoy, la PGJ informó que se localizó el cuerpo de Norberto en un paraje de Xochimilco.

Caso Fernández de Cevallos

Diego Fernández de Cevallos fue secuestrado el 14 de mayo del 2010 cuando llegaba a su rancho, ubicado en el municipio de Pedro Escobedo, en el estado de Querétaro.

La noticia se dio a conocer el sábado 15 de mayo. Su camioneta abandonada fue encontrada en los alrededores de su hacienda.

Según versiones del velador de la finca, escuchó cuando llegó la camioneta pero no se percató de nada más.

Luego de más de siete meses de cautiverio, se informó de la liberación del ex candidato presidencial el 20 diciembre.

Caso Rúben Omar Romano

El 19 de julio de 2005, a la salida del entrenamiento de Cruz Azul en las instalaciones de La Noria, Xochimilco, Rúben Omar Romano fue interceptado por dos automóviles, que lo obligaron a detenerse para después llevárselo secuestrado.

El plagio del técnico de origen argentino duró 65 días. Fue rescatado por elementos de la policía federal el 21 de septiembre, en una “casa de seguridad” ubicada en Iztapalapa.

Fue liberado por elementos de la entonces llamada Agencia Federal de Investigación (AFI) de la Procuraduría General de la República (PGR).

Caso Fernando Martí

El 4 junio del 2008 un retén de supuestos agentes federales secuestró a Fernando Martí, hijo del empresario Alejandro Martí, el menor viajaba en un BMW rumbo a su secundaria.

Tras 53 días de secuestro, hayaron ejecutado al menor Fernando Martí en la Colonia Villa Panamericana en la delegación Coyoacán. El cuerpo fue localizado en la cajuela de un auto Corsa, color plata con una leyenda: "por no pagar atentamente la familia" (sic).

Fuentes oficiales informaron que la familia de Alejandro Martí pagó un rescate de 6 millones de dólares, para recuperar a su hijo de 14 años.

Una línea de investigación apuntó que el  grupo autodenominado La Banda de la Flor, sería el responsable.

Caso Miranda de Wallace

Hugo Alberto Wallace Miranda fue secuestrado el 11 de julio de 2005. El empresario Hugo Alberto fue secuestrado en las instalaciones de Plaza Universidad, de acuerdo con las investigaciones realizadas por su madre, la señora María Isabel Miranda.

Isabel Miranda denunció ante la PGR y la Procuraduría capitalina, el secuestro de su hijo. 

Brenda Quevedo Cruz fue detenida en la ciudad de Kentucky. Se le acusa de estar involucrada en el secuestro y asesinato de Alberto Wallace, junto con varios cómplices. 

El cuerpo de Hugo Alberto nunca fue encontrado.

Silvia Vargas

"Si no pueden, renuncien", fue la frase con la que Nelson Vargas demostró el hartazgo en torno al secuestro de su hija Silvia, quien fue secuestrada en el 2007 y que, al igual que el del niño Fernando Martí, generaron conmoción en la sociedad mexicana.

Silvia fue plagiada y asesinada por la banda de "Los Rojos", el hermano de uno de ellos era chofer para la familia Vargas, que al igual que con Norverto Ronquillo, pagó la suma que los secuestradores exigían.

A 12 años del plagio que terminó con la vida de Silvia Vargas, hija de Nelson Vargas, sólo uno de los implicados ha sido sentenciado, otro de ellos fue liberado y el resto consiguió un amparo que ha retrasado la resolución en su asunto.

A mediados de 2015, un tribunal federal en el Estado de México ordenó la liberación de Isidro Solís Medina, El Chilo, supuesto integrante de Los Rojos, organización señalada como responsable del secuestro de Silvia Vargas.

lr.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios