Alertan sobre nueva modalidad de extorsión: piden rescate por mascotas

Delincuentes recaban datos de carteles de animales extraviados, dice Consejo Ciudadano
Alertan sobre nueva modalidad de extorsión: piden rescate por mascotas
Fotografía: Archivo
08/10/2018
01:55
David Fuentes
-A +A

[email protected]

La delincuencia se las ingenia para seguir engañando a los ciudadanos; se dio a conocer una nueva modalidad de extorsión: estafadores piden dinero a cambio de entregar sanos y salvos a animales de compañía.

Según estadísticas proporcionadas por el Consejo Ciudadano, este nuevo modus operandi se une a las extorsiones tradicionales donde se le dice a la víctima que tienen secuestrado a un familiar, que pertenecen a algún grupo del crimen organizado, que son familiares que vienen del extranjero y tienen problemas, o son ganadores de supuestos premios.

Al realizar el cotejo de números telefónicos usados para extorsionar, ubicados en la base de datos del Consejo Ciudadano —que alcanza los 500 mil registros—, con números utilizados en diversos fraudes a dueños de animales de compañía extraviados, se encontró coincidencia en 14 números.

Las líneas fueron utilizadas para realizar 48 extorsiones telefónicas. De igual forma, fueron usados en 28 fraudes a dueños de animales de compañía reportados como perdidos, de acuerdo al cotejo de la base de datos.

También se encontró coincidencia con al menos cinco cuentas bancarias utilizadas para pedir los depósitos de la extorsión. La única diferencia en ambos fraudes es que en los temas de violencia —grupos delictivos o amenazas de secuestro— son hombres quienes hablan, en tanto que en el caso de los animales de compañía son mujeres, pues generan mayor confianza en los dueños.

Los delincuentes revisan redes sociales y datos en los carteles de animales extraviados que circulan en Facebook, en páginas dedicadas a la recuperación de mascotas, así como en las calles de la Ciudad, para obtener información del animal y su dueño.

Posteriormente, el delincuente realiza la llamada a la víctima y le dice que encontró al animal, pero que desafortunadamente tuvo que salir de la capital por cuestiones laborales, por lo que sólo requiere que el dueño pague el traslado de la mascota a su ciudad de origen.

Los delincuentes dan generalmente las características que el dueño pone en el anuncio, con lo cual se refuerza el argumento de que tienen al animal.

El promedio de estas extorsiones es de hasta 10 mil pesos, ya que el traslado se hace por avión o autobús, de acuerdo a la capacidad económica de la víctima, y le suman los costos para comprar una transportadora y un pequeño colchón.

Mantente al día con el boletín de El Universal