Suscríbete

Turismo se desarrolla con normalidad tras asesinato de ex gobernador

Los turistas nacionales y extranjeros llegaron para pasar la navidad y fin de año en el puerto turístico del pacífico mexicano

Turismo se desarrolla con normalidad tras asesinato de ex gobernador
Foto: Valente Rosa
Estados 22/12/2020 04:50 Manuel Espino Actualizada 04:52

PUERTO VALLARTA.- A tres días del asesinato del exgobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval Díaz, las actividades turísticas y cotidianas se desarrollan de manera normal en Puerto Vallarta.

Aunque no con la misma afluencia de otros años, debido a la pandemia por Covid-19, hay arribo de turistas nacionales y extranjeros para pasar la navidad y fin de año en este puerto turístico del pacífico mexicano, considerado el segundo más importante del país.

En el malecón, elementos de la Policía Estatal y de la Guardia Nacional llevan a cabo recorridos de vigilancia durante el día y en la tarde-noche, que es cuando se concentran más personas en la zona.

En tanto, la Fiscalía General del Estado continuó ayer con las diligencias en el complejo comercial donde se encuentra el restaurante bar Distrito 5, en el que fue asesinado Sandoval Díaz, con menos personal pericial que en los días anteriores.

No más de cinco peritos se observaron al interior de la plaza Altamar Gourmet, donde se encuentra el restaurante bar Distrito 5, el cual sigue bajo resguardo del Ejército mexicano y de la Guardia Nacional.

Los peritos levantaron evidencias en la parte exterior del inmueble asegurado, en donde se han encontrado casquillos percutidos de armas de grueso calibre, utilizadas por el grupo armado que privó de la vida a Sandoval.

Asimismo, dos guardias nacionales resguardan la entrada principal del Hospital La Joya, ubicado sobre el Boulevard Francisco Medina Ascencio, al que fue llevado herido uno de los escoltas del exgobernador de Jalisco.

Una mesera de un restaurante de mariscos de la zona afirmó que la baja afluencia de turistas se debe a la pandemia por Covid-19 y también "por los problemas que han habido", como el asesinato del exgobernador del estado.

La joven cuenta que de ocho meseros que eran, ya sólo quedan tres y que han retirado algunas mesas por la falta de clientes.

Asegura que entre junio y agosto, se turnaban para trabajar, pero ya no fue posible y ahora quedan sólo tres.

"Vienen más turistas nacionales que extranjeros, pero ahorita hay pocos por la pandemia y también por los problemas que hemos tenido últimamente", comentó.

Un elemento de la policía de Tránsito y Vialidad de Puerto Vallarta afirma que la situación está en relativa calma pero en cualquier rato, dice, se puede presentar otro hecho de violencia.

"Son problemas entre ellos (la delincuencia organizada) y van directo contra los que la deben, porque algo hicieron o no cumplieron", afirma mientras hace guardia perimetral en el Distrito 5.

La entrada, el sábado por la madrugada, de la Policía Estatal, preocupó a los elementos de la Policía Municipal de Vallarta, ante el temor de que la corporación procedente de Guadalajara, tomara el control de la municipal, en conjunto con el Ejército y la Guardia Nacional.

Al menos 175 efectivos de la Policía Estatal de Jalisco, provenientes de la zona metropolitana de Guadalajara, acompañados del Ejército, Marina Armada y de la Guardia Nacional, continuaron con las  labores de vigilancia en la zona hotelera, comercial, residencial y en la considerada "complicada" de Puerto Vallarta.

En 17 patrullas, dos unidades blindadas y más de 20 motocicletas, los agentes estatales vigilan  el corredor hotelero y comercial, considerados los puntos de mayor concentración de residentes y turistas.

En tanto, el Ejército, Marina Armada y Guardia Nacional se hacen cargo de la seguridad en los accesos y en los colonias conflictivas del municipio jalisciense, a través de la Base de Operaciones Mixtas.

Adicionalmente, un helicóptero Black Hawk de la Secretaría de Seguridad Pública de Jalisco realiza sobrevuelos de reconocimiento en distintas horas del día.

Comentarios