Se ha hecho mucho, pero no es suficiente: Gobernador de Quintana Roo

Ante la XV Legislatura y la concurrencia invitada, el mandatario estatal también reconoció la existencia de “resistencias” dentro de su equipo

"QRoo aumentó 4% su economía", destaca gobernador en II informe
Foto: Adriana Varillas / EL UNIVERSAL.
Estados 08/09/2018 23:42 Adriana Varillas / corresponsal Actualizada 00:00
Guardando favorito...

Al hacer entrega de su II informe de Gobierno al Congreso de Quintana Roo, el gobernador del estado, Carlos Joaquín González, afirmó que durante sus dos años de gestión, “se ha hecho mucho”, pero admitió que no ha sido suficiente ante “la gran expectativa” de la ciudadanía.

Ante la XV Legislatura y la concurrencia invitada, el mandatario estatal también reconoció la existencia de “resistencias” dentro de su equipo, para marchar en la dirección que marcó al arranque de su administración, renuente a repetir “las viejas costumbres y malos hábitos de una política autoritaria e intolerante”.

Aquejado de la garganta por un resfriado, aceptó además que no resolverán “todos los problemas”, pero subrayó que se trabaja y se redoblarán esfuerzos por dar, día a día, pasos que permitan cumplir las metas trazadas para construir una sociedad justa, equitativa, con igualdad de oportunidades, libre, inclusiva y segura.

Ante las cada vez más frecuentes y endurecidas críticas que han recibido servidores públicos de su gabinete o autoridades de otros poderes y organismos, convocó a las y los funcionarios públicos a “servir con modestia y dejar de lado prejuicios y soberbias”.

“A los poderes públicos nos compete servir con más modestia y mejor a la sociedad y para ello se necesita mucho diálogo, mucha tolerancia y comprensión de ambas partes, y dejar de lado muchos prejuicios y soberbias (...)”, dijo, al asumirse siempre abierto a la crítica, a corregir errores y ser respetuoso de las libertades políticas y de expresión.

También llamó al propio Congreso a trabajar por el bienestar de las y los quintanarroenses, a desempeñarse con humildad, mantenerse cerca de sus distritos y de la gente, a no poner barreras, ni distancias, a ser austeros, ahorrativos y transparentes, para ser parte de la época actual, en donde -consideró “la política ha dejado de ser un salto de estrato social”, para convertirse en una vocación de servicio social.

“Quizá a muchos aún les cuesta entenderlo, pero nuestro gobierno democrático, es para todos, abierto, sin vallas; de consensos, de disensos, de construcción; de una nueva política (...)

“Estoy consciente de que necesitamos de la evaluación social, de reestructurar el gobierno, de que el recambio generacional no sea biológico, sino de pensamiento; y de lograr una plena reconciliación entre la sociedad y la política”, expresó.

Reiteró que su gobierno no busca “administrar la decadencia” y remarcó que pese “a las piedras que nos ponen en el camino”, no claudicarán. “Hay todavía quienes no quieren que las cosas cambien, que se resisten y ponen obstáculos, pero no nos desanima”.

Con la mención recurrente de que los cambios no son fruto de una persona, sino de toda la sociedad y que tampoco surgen “por arte de magia”, recordó que el proceso electoral concluyó y que es momento de que todos trabajen sin etiquetas políticas por un objetivo común, entendido en garantizar la libertad, seguridad, democracia, igualdad, diálogo e inclusión.

Frente a los señalamientos de una presunta mala operación política, que le hizo perder el control de varios municipios, en manos de la oposición, destacó que las elecciones se desarrollaron sin una sola denuncia de compra de votos, turismo electoral, manipulación de resultados, bodegas con despensas y láminas para coaccionar el voto, por lo que “ganó quién debía ganar”.

Entre los avances de su administración, citó el aumento de cuartos de hotel y centros de hospedaje; el crecimiento económico del cuatro por ciento, mayor a la media nacional; cifras récord en arribo de cruceros, que posicionan a Cozumel y Mahahual, como líderes a nivel mundial; casi 16 millones de turistas recibidos en lo que va del año y el diseño de una estrategia especial para contener el sargazo, mediante la colocación de barreras ecológicas que costarán este año 450 millones de pesos en promedio.

En materia de seguridad, la gran demanda de la población, recordó que heredó una policía desmantelada y manifestó que se ha incrementado el estado de fuerza en todo el estado; hay mayor capacitación y equipamiento para los policías, están mejor pagados, cuentan con un seguro de vida con mayor cobertura, se inauguraron las bases de policía en Tulum, Cozumel y Solidaridad.

Se invirtieron 680 millones de pesos para financiar la base de la Policía militar, entre Cancún e Isla Mujeres, que albergará a tres mil agentes para reforzar la seguridad; se están instalando más de dos mil cámaras de video en esta ciudad y se construye el Centro de Inteligencia C-5.

Además, se echó a andar el Modelo de Prevención Quintana Roo, con un centenar de acciones que permiten atacar el fenómeno de la delincuencia de origen, restaurando el tejido social y abatiendo las desigualdades.

Desde el Ejecutivo -dijo- se impulsaron iniciativas de tres leyes, dos de ellas, bastante polémicas, rechazadas parcialmente por la ciudadanía, cuya utilidad, enalteció. Se trata de la Ley de Asentamientos Humanos, la Ley de Movilidad la de Gestión de los Residuos Sólidos.

La primera goza del rechazo de cuerpos colegiados, academia, grupos ambientalistas, abogados y funcionarios municipales, por invadir facultades federales y atentar contra la autonomía de los ayuntamientos; la segunda, fue celebrada por la sociedad, en principio, pero luego criticada por las reformas promovidas por el propio ejecutivo, que perjudican a plataformas digitales como Uber.

ce

Guardando favorito...

Noticias según tus intereses

Comentarios