17 | SEP | 2019
“No hay autos disponibles todavía”, marca al intentar entrar a la plataforma. La empresa tampoco ha emitido una postura.
Foto: Especial

Niega juzgado federal amparo a Uber en Cancún

06/06/2019
12:57
Adriana Varillas / corresponsal
Quintana Roo
-A +A
La aplicación de Uber en Cancún, no está disponible todavía, pese a que se anunció que Uber repondría hoy sus servicios

Cancún, Q. Roo.- El Juzgado Cuarto de Distrito, radicado en Cancún, determinó que es constitucional que el Congreso de Quintana Roo incluya en la categoría de transporte público a las plataformas digitales como Uber, por lo cual negó el amparo promovido por la empresa que, para operar legalmente en la entidad, tendría que tramitar una concesión como lo establece la Ley de Movilidad vigente.

La aplicación de Uber en Cancún, no está disponible todavía, pese a que se anunció que Uber repondría hoy sus servicios. “No hay autos disponibles todavía”, marca al intentar entrar a la plataforma. La empresa tampoco ha emitido una postura.

La resolución, que puede ser impugnada, fue publicada en estrados, luego de que Uber México diera a conocer que hoy reiniciaría operaciones en esta ciudad, con base en un exhorto judicial, fechado el 26 de marzo pasado, que el Juzgado había dirigido al gobierno del estado para permitirles operar nuevamente.

Este exhorto queda rebasado por la resolución dictada por el juez Cuarto, Ricardo Ruiz del Hoyo Chávez, consultada por EL UNIVERSAL, que sobresee y niega el amparo a Uber Mexico Techonology & Software, al declarar constitucional que para operar, debe tramitar una concesión y no un permiso.

“El servicio de transporte que se gestiona a través de plataformas electrónicas reúne los perfiles jurídicos escenciales que constituyen a un servicio público”, consideró el juzgador.

El artículo 151 de la Ley de Movilidad -vigente desde el 10 de julio de 2018- establece que quienes presten el servicio público de transporte contratado a través de plataformas tecnológicas o digitales, deberán presentar ante el Instituto, la solicitud de concesión.

El principal argumento de Uber ha sido que como Empresa de Redes de Transporte (ERT) no puede ser catalogada como un servicio público de acuerdo con la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) y por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) al resolver la acción constitucional 63/ 2016

La empresa invocó durante el juicio que el primer y Segundo Tribunal Colegiado del 27 Circuito, han sentado preceentes al considerar que el servicio de transporte mediante plataformas electrónicas es de naturaleza privada, por tanto, no le pueden exigir tramitar la concesión, sino un permiso, como lo establece la Ley de Movilidad.

Incluso, Uber había señalado que el 5 de diciembre pasado, derivado del amparo indirecto 1428/ 2018 -presentado el 25 de octubre del 2018-, obtuvieron una suspensión en torno a diversas disposiciones de la Ley de Movilidad.

La empresa afirmó que se les había reconocido como ERT y no como servicio público, por lo cual en enero de 2019 tramitaron el permiso de operación ante el Imoveqroo, que fijó como plazo de respuesta el 9 de abril.

Sin embargo, al resolver de fondo el amparo, el juez Cuarto determinó que es constitucional que “el legislador incluya al servicio de transporte contratado a través de plataformas electrónicas como un servicio público” y que “exigir concesión a los particulares que prestan el servicio, no resulta una medida que vulnere el derecho a la igualdad, libre competencia y concurrencia, pues es una obligación impuesta a todos los prestadores del servicio público de transporte en el estado”.

“Es infundado sostener que al incluir el servicio de transporte que se contrata a través de plataformas tecnológicas o digitales, como una categoria más del servicio público de tranporte, el legislador quintanarroense se extralimitó”, se lee en la resolución, que resalta que corresponde a las y los legisladores establecer la definición del servicio transporte público.

Ruiz del Hoyo Chávez fue mas allá al remarcar que aunque Uber no se presenta como una empresa dedicada al transporte, sino como una intermediaria entre el cliente y el conductor del vehículo, “materialmente presta un servicio de transporte”, a través de plataformas electrónicas descargables en dispositivos móviles mediante las cuales las y los usuarios demandan servicios de transprte de punto a punto, y los conductores ofrecen sus servicios con vehiculos propios.

A favor de Uber, el juzgador declaró inconstitucional la prohibición de que los conductores cobren en efectivo.

TEMAS RELACIONADOS

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios