“Max” se degrada a tormenta tropical

El meteoro perdió fuerza en las cercanías del poblado San Luis Acatlán, informó Conagua
Xinhua
14/09/2017
20:10
Redacción
-A +A

“Max” se degradó a tormenta tropical luego de tres horas de haber tocado tierra en Guerrero como huracán categoría 1, informó Conagua.
 

El meteoro se debilitó cerca del poblado de San Luis Acatlán. Conagua alertó que persistirán las lluvias fuertes en Guerrero, Michoacán y Oaxaca provocadas por la tormenta.

(datos.gob.mx)

Autoridades mexicanas informaron que no tenían reportes de fallecidos. El Coordinador Nacional de Protección Civil, Luis Felipe Puente, mencionó en una entrevista radial la caída de árboles e inundaciones en algunas zonas de Guerrero.

La tormenta se encontraba a 130 kilómetros al este de Acapulco, con vientos máximos sostenidos de 110 kilómetros por hora (kph) y avanzando en dirección este a una velocidad de unos 13 kph.

El ciclón provocaba fuertes lluvias también en el estado de Oaxaca, uno de los más dañados por el poderoso sismo de magnitud 8.1 que la semana pasada sacudió el centro y sur del país dejando casi 100 muertos.

El Servicio Meteorológico Nacional de México activó una zona de vigilancia desde Zihuatanejo, Guerrero, hasta la Laguna de Chacahua, Oaxaca, y advirtió que se esperaban olas de hasta cinco metros.

"Se espera un rápido debilitamiento, y Max se debilitaría a depresión tropical la noche del jueves, para luego disiparse sobre el sur de México el viernes", dijo el Centro Nacional de Huracanes de EU.

También en el Pacífico, la tormenta tropical Norma se dirigía hacia la Península de Baja California, donde impactaría probablemente como huracán entre el domingo y el lunes, según proyecciones.

Norma se localizaba a unos 580 kilómetros al sur del centro turístico de Cabo San Lucas, dijo el CNH. El ciclón se desplazaba hacia el norte a una velocidad de 9 kph con vientos máximos sostenidos de 75 kilómetros por hora (kph).

Ante los efectos de los sistemas, la Coordinación Nacional de Protección Civil emite las siguientes recomendaciones:

  •  
  • Precaución por vientos fuertes con rachas de hasta 100 km/h, poniendo especial atención a construcciones de material endeble, así como posibles afectaciones en espectaculares y tendido eléctrico.
  • Mantener las restricciones para la navegación en general por la presencia de oleaje elevado en las costas de las entidades indicadas en el análisis.
  • Restringir las actividades acuáticas en los estados antes señalados.
  • Observar el nivel en los ríos y su cruce por carreteras.
  • Las lluvias pronosticadas pueden provocar lahares. Mantenerse lejos de barrancas, ríos y cañadas.
  • Observar si hay agrietamientos, escarpes y/o rodamiento de piedras en laderas o cerros, pueden implicar riesgo de deslaves. Desaloje inmediatamente.
  • Extremar precauciones ante posibles deslaves o derrumbes en zonas serranas.
  • Extremar precauciones ante inundaciones, crecientes en ríos de respuesta rápida.
  • Observar el nivel en los ríos de respuesta lenta y las presas de la región.
  • Extremar precauciones al transitar por carreteras, brechas y caminos rurales ante baja visibilidad, terreno resbaladizo, posibles deslaves de sierras o avenidas súbitas de agua con material de arrastre.
  • Si hay riesgo de un deslave o rodamiento de piedras, desalojar inmediatamente la zona.
  • No transitar por zonas inundadas, ya que puede haber sumergidos cables con energía eléctrica. No se acerque a postes o cables de electricidad.
  • No intentar cruzar cauces de ríos, arroyos, vados y zonas bajas, por posible arrastre por el agua.
  • Informarse únicamente a través de cuentas oficiales.
  • Extremar precauciones al tránsito vehicular, antes de salir a carretera verificar el funcionamiento electromecánico y limpiaparabrisas.

Con información de Reuters

Mantente al día con el boletín de El Universal