20 | FEB | 2019
Una enorme mancha roja cubre una extensión de casi 3 kilómetros de la playa de San Juan
Fotos: tomadas de video

Mar arroja miles de langostillas rojas muertas en playa de Sinaloa

11/02/2019
15:04
Javier Cabrera Martínez / Corresponsal
Sinaloa
-A +A
Autoridades analizan la calidad del agua en la zona y el entorno en busca del origen de las muertes; una de las hipótesis que se tienen es que el fenómeno de “El Niño”, con la elevación de la temperatura en el agua, tiene efectos nocivos para la especie

Culiacán.- Una enorme mancha roja cubre una extensión de casi tres kilómetros de la playa de San Juan, en Higueras de Zaragoza, municipio de Ahome. Se trata de miles de langostillas rojas que son arrojadas muertas por el oleaje a la arena.

Jorge Alan Urbina Vidales, titular de la Comisión Estatal para la Protección Contra Riesgos Sanitarios (Coepriss), dijo que se analiza la calidad del agua en la zona y el entorno en busca del origen de esta mortandad que se presenta.

Señaló que una de las hipótesis que se tienen de este fenómeno, el cual se ha presentado en años anteriores en otras zonas del país e incluso en Estados Unidos, es que el fenómeno de “El Niño”, con la elevación de la temperatura en el agua, tiene efectos nocivos para esta especie.

El funcionario externó que por reportes que se tienen, desde el viernes pasado, pescadores de la zona de las playas de San Juan se percataron que algunas de las Langostillas Rojas eran arrojadas vivas a la arena por las olas.

Los registros que se tienen es que esta especia marina, de tipo comercial, no se encuentra en peligro de extensión, por lo que no está protegida por alguna norma oficial mexicana y es usual que se utilice para la elaboración de harinas.

El presidente de la Federación de Cooperativas Pesqueras del Norte de Sinaloa y Sur de Sonora, Leonel Sánchez Cota, urgió a las autoridades de pesca a investigar el origen de esta mortandad ante el temor que se tenga la presencia de toxinas en las costas del estado.

Según los registros, en junio del 2015, una inmensa macha roja se formó las playas ubicadas entre San Diego y Los Ángeles, en los Estados Unidos, con los cuerpos de un crustáceo conocido como Red Tuna Crabs (cangrejo rojo del atún).

La mortandad masiva de miles de estos crustáceos decápodo se atribuyó al calentamiento del agua, provocado por la corriente de “El Niño”.

afcl

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios