15 | OCT | 2019
El puente de comunicación de la Sierra Tarahumara
La XETAR forma parte del Sistema de Radiodifusoras Culturales Indigenistas; difunde la cultura de los pueblos rarámuri, ódami, guarijío, pima y mestizo. CORTESÍA

El puente de comunicación de la Sierra Tarahumara

13/02/2019
01:10
Ibeth Mancinas
-A +A
La estación de radio XETAR cubre 7 municipios indígenas de la región; recoge expresiones culturales, musicales y artísticas de varios pueblos

[email protected]

Guachochi.— La Voz de la Sierra Tarahumara nació un 11 de noviembre de 1982 en el corazón de la sierra de Guachochi, Chihuahua, para recoger expresiones culturales, musicales y artísticas de los pueblos indígenas; 36 años después, la XETAR es el medio de comunicación por excelencia de los pueblos indígenas en el norte del país.

Ante la complejidad geográfica del estado, es el único medio que permite llevar hasta los más lejanos rincones un aviso o una melodía para alegrar los quehaceres del campo.
80dd7518-311d-40d8-a74a-3f8e41b20e02.jpg

La XETAR es la segunda estación más antigua, después de la de San Cristóbal de las Casas, Chiapas, y es una de las 21 emisoras que integran el Sistema de Radiodifusoras Culturales Indigenistas que operan en las principales regiones indígenas de México, transmitiendo en las lenguas mayoritarias de su área de cobertura.

A través del 870 de amplitud modulada, atiende las necesidades de educación, información y difusión cultural de los pueblos rarámuri, ódami, guarijío, pima y mestizo. Se escucha en siete municipios de la Sierra Tarahumara, en 3 mil 778 localidades, con una audiencia mayor a los 110 mil radioescuchas, de los cuales 59 mil 770 son de origen indígena.
93cff659-6dcc-4e88-b74b-457a431fe662.jpg

También es un canal de comunicación entre quienes permanecen en las comunidades y quienes han salido de ellas. Mediante un saludo en su lengua originaria, los hijos que partieron en busca de otras oportunidades pueden reencontrarse con sus padres, sin importar si están en Guachochi, Guadalupe y Calvo, Balleza, Morelos, Batopilas, Bocoyna, Urique, Guazapares, Nonoava, Carichí, Guerrero o incluso Durango, Sonora o Sinaloa.

Luis Padilla Chavira, con cuatro años al frente de la estación, afirma que está consciente de la importancia que tiene la XETAR para los pueblos indígenas: “Somos el único puente de comunicación de la Tarahumara”.
509b42c8-bf67-44fd-8648-51666d7ef76d.jpg

En el marco del Día Mundial de la Radio, Padilla Chavira reconoce en Guachochi el lugar que congrega a los cuatro pueblos indígenas de Chihuahua, lugares en los que de manera religiosa se escucha la XETAR. “No sólo la ven como un servicio de comunicación, sino como un centro ceremonial por excelencia”, señala.

La estación forma parte de la cotidianidad. “Sabes que ya estás internado en un lugar profundo de la sierra cuando no se escucha ninguna estación de radio, sólo la XETAR”, asegura Rafael, un habitante de Urique.

Los proyectos. Además de contribuir a la conservación de las lenguas indígenas, promueven procesos de comunicación radiofónica que propician el desarrollo integral y sustentable de los pueblos y comunidades, a través de su participación.
f3ef8b86-d8de-48fd-9d64-dffda309fd3f.jpg

Entre el personal que se involucra en la producción de noticieros y otros programas, se incluye a parlantes de rarámuri, de la alta y la baja Tarahumara, así como ódami y español, quienes llevan más de 14 años colaborando en diferentes áreas.

Para este año, la XETAR tiene el objetivo de que 60% de sus horas de transmisión se haga en rarámuri, 10% en ódami y 30% en español. Asimismo, conformó un Consejo Ciudadano, con 10 representantes de las cuatro microrregiones con diversidad léxica, quienes tienen facultades de opinión en relación a la programación y otras actividades del medio.

En noviembre pasado, más de 3 mil indígenas celebraron el 36 aniversario de la XETAR. La alegría reunió a rarámuris, tepehuanos, guarojíos en el Centro Coordinador de Desarrollo Indigena, donde se encuentran las instalaciones de la estación.

Mantente al día con el boletín de El Universal

Comentarios