Devuelven 120 vehículos que gobierno de Yucatán tenía en renta

Setenta eran “de lujo”; el ahorro inicial será de 60 mdp, pero sigue plan de austeridad, dice Vila
El gobernador Mauricio Vila Dosal devolvió los primeros 120 vehículos rentados en la administración pasada, de un paquete que en total suma 500 unidades adscritas a distintas dependencias del estado.
12/10/2018
04:27
Yazmín Rodríguez / Corresponsal
-A +A

Mérida.— El gobernador Mauricio Vila Dosal (PAN) devolvió cerca de 120 vehículos, rentados desde la administración del priísta Rolando Zapata Bello, que formaban parte del parque vehicular de los funcionarios locales y de los cuales 70 eran considerados de “lujo”.

La mayoría eran camionetas Suburban y contaban con vidrios polarizados. Según Vila Dosal, esa devolución y cancelación del contrato de arrendamiento no representará el pago extra de multas o fianzas para el gobierno de la entidad.

El ahorro inicial será de 60 millones de pesos anuales por concepto de renta, mantenimiento y consumo de gasolina. La devolución forma parte del primer paquete de 500 automóviles que se retirarán.

El mandatario dijo que se realizarán otras medidas como parte del ahorro previsto dentro del plan de austeridad anunciado desde octubre, cuando tomó posesión.

A la entrega, en la explanada de la ex Penitenciaría Juárez de esta ciudad, asistió el titular de la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF), Olga Rosas Moya, y el subdirector de Área de Gobierno Peninsular del Banco Mercantil del Norte (Banorte), Carlos García Ramos, institución con la que existía el convenio de arrendamiento de los vehículos.

El panista señaló que estas unidades fueron adquiridas en arrendamiento a través de la mencionada institución bancaria, que no cobró ninguna penalización por la finalización temprana del contrato.

“Soy un convencido de que debemos de quitarle los lujos, que los ciudadanos comunes no tienen, porque somos funcionarios públicos y el dinero que se utiliza es de los ciudadanos”, destacó el panista.

Agregó que otra parte de la flota pertenece a automotores asignados a trabajadores que, por sus funciones, no requerían de ellos y representaban un gasto extra.

Vila Dosal señaló que el recurso ahorrado se destinará a la realización de obras y servicios. Además, exigió a la SAF que redoble los esfuerzos para revisar el parque vehicular y devolver más automóviles.

Vila Dosal recordó que su plan de austeridad también contempla la eliminación del seguro de gastos médicos para el gobernador y los funcionarios estatales, la cancelación de 300 líneas de telefonía celular que no son indispensables.

Por su parte, Rosas Moya, del SAF, puntualizó que el contrato de renta de gran parte de los vehículos estaba por finalizar. A algunos sólo les quedaban uno o dos meses, por lo que finalmente se decidió cancelarlos.

La intención es que los funcionarios usen vehículos de su propiedad y, de ser necesario, los automóviles y carros que ya posee la misma estructura del gobierno estatal.

Mantente al día con el boletín de El Universal