Cuestionan proceso para designación de magistrados del TSJ de Nuevo León

Critican que el actual proceso de selección no sea de oposición pública como en otros países, y que se realice con opacidad, pues serán evaluados por los consejeros de la Judicatura con un trabajo escrito y en privado

Cuestionan proceso para designación de magistrados del TSJ de Nuevo León
Foto: Archivo/EL UNIVERSAL
Estados 25/04/2019 18:35 David Carrizales / Corresponsal Nuevo León Actualizada 18:58

Monterrey.- El Círculo Ciudadano Contra la Corrupción, la Impunidad y los Abusos de los Agentes del Orden, cuestionó la opacidad en el proceso de selección de aspirantes a magistrados del Poder Judicial de Nuevo León, lo que facilita el control del aparato de justicia por los partidos políticos con mayoría en el Congreso local.

Efrén Vázquez Esquivel, presidente de la mencionada asociación civil, mencionó que cuando el gobernador tenía mayoría en el Congreso, era quien controlaba al Poder Judicial, y ahora que hay un gobierno independiente, el control lo ejercen los partidos de la mayoría y primera minoría en la Legislatura local (PAN y PRI).

El líder de la asociación civil se pronunció en contra de opacidad que desde su inicio ha caracterizado el proceso de selección de aspirantes a magistrados del Poder Judicial del Estado; contra la falta de rigurosidad en la evaluación de conocimientos y de perfiles de cada uno de los aspirantes; “y contra el obsoleto modelo constitucional de acceso a la judicatura, que bien sirve para que el Poder Judicial sea controlado por el poder político”. 

Cuestionó, "¿por qué si desde la década de los 70 del siglo pasado aparecieron los estudios de especialidad en diferentes ramas del derecho fiscal, civil, penal, no se pensó en ofrecer estudios de especialidad o maestría en la función de juzgar, para que nadie que carezca de formación de juez acceda a la judicatura?".

Criticó que el actual proceso de selección de magistrados no sea de oposición pública como en otros países, y se realice en medio de una tremenda opacidad, pues los aspirantes serán evaluados por los consejeros de la Judicatura, con un trabajo de diez hojas y en privado.

Si la evaluación fuera en serio, debería haber dos pruebas selectivas previas a la evaluación de los saberes esenciales e instrumentales que pide el ejercicio de la judicatura, elaboradas y aplicadas por un cuerpo colegiado de las instituciones superiores de mayor prestigio de la entidad, señaló Vázquez.

Según integrantes del medio de la abogacía y la sociedad civil, los partidos que predominan en el Congreso local (PAN, PRI y Morena), de común acuerdo con el Consejo de la Judicatura, buscarían impulsar personajes afines a sus intereses.

Esto explicaría que fuera seleccionado entre los 40 aspirantes, el excoordinador de la diputación local del PAN, Arturo Salinas Garza, pese a que estaría impedido para ocupar el cargo, ya que  la fracción IV del Artículo 98 de la Constitución Política del Estado, exige no haber ocupado una diputación local, entre otros puestos, al menos un año antes de asumir como magistrado. Salinas fue legislador hasta el 31 de agosto de 2018, y de ser electo para el TSJ, debería asumir el 28 de julio de 2019.

El PRI estaría apoyando a Hugo Campos Cantú, quien termina su periodo como miembro del Consejo de la Judicatura el 26 de mayo, y fue encumbrado a dicho puesto por el exgobernador priista, Rodrigo Medina de la Cruz.

Asimismo, se atribuye a Morena ver con buenos ojos la candidatura de la expresidenta de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, Minerva Martínez Garza, quien estuvo al frente de la CEDHNL de 2007 a 2015.

El Tribunal Superior de Justicia del Estado lo integran 14 magistrados, de los cuales cuatro terminan su periodo el 28 de julio. Son electos por un periodo de diez años y pueden ser confirmados por otros tantos.

El pleno del Consejo de la Judicatura, en sesión extraordinaria, seleccionó el martes a 40 aspirantes de un total de 88 que se registraron, para buscar el cargo de magistrados del Tribunal Superior de Justicia, ya que el próximo 28 de julio habrá cuatro vacantes al terminar su periodo igual número de magistrados.

Entre miércoles y viernes se llevarán a cabo las comparecencias de los 40 aspirantes para ser evaluados por el Consejo de la Judicatura, y el  29 de abril deberá enviar al Congreso las cuatro ternas, para que los diputados elijan a los nuevos integrantes del Tribunal Superior de Justicia del Estado.

Según el artículo 99 de la Constitución Política del Estado, resultarán electos magistrados, los integrantes de cada terna que obtengan el voto aprobatorio secreto de al menos dos terceras partes de los integrantes de la legislatura.

Y de no alcanzarse dicha votación, se procederá a una segunda votación entre los dos aspirantes que hayan obtenido más apoyo. Si ninguno obtiene el voto de las dos terceras partes de los legisladores, se elegirá al nuevo magistrado por insaculación.

jabf

Comentarios