17 | JUL | 2019
Claman por ayuda afectados de inundación
Con el agua hasta las rodillas, habitantes de la colonia Fraccionamiento Paseo de las Flores se dirigen hacia la autopista Reynosa-San Fernando para reclamar el drenaje pluvial prometido por las autoridades. Foto: SANDRA TOVAR. EL UNIVERSAL

Claman por ayuda afectados de inundación

27/06/2019
03:17
Sandra Tovar
Corresponsal
-A +A
Ciudadanos bloquean carretera para hacer presión; no queremos sándwiches, sino que vengan autoridades, dicen

[email protected]

Reynosa.— A tres días de permanecer entre aguas negras por la inundación de sus viviendas a causa de la tormenta que azotó esta frontera la noche del domingo y madrugada del lunes, el desplazamiento de familias y las manifestaciones de ayuda han comenzado.

Tomados de la mano, llevando a sus hijos en brazos y con la misma ropa que portaban desde el domingo, ayer decenas de habitantes de la colonia Fraccionamiento Paseo de las Flores bloquearon la carretera Reynosa-San Fernando para exigir a las autoridades ayuda.

Otros decidieron irse a la casa de algún familiar o acudir a alguno de los tres refugios disponibles para atenderlos, pero el panorama en esta colonia y 20 más es desolador.

Hogares vacíos, mascotas abandonadas en techos o refugiados en pequeños espacios donde el agua no los puede tocar, vehículos inundados en medio de calles que se han convertido en ríos y colonias que ahora son lagunas.

“No queremos tacos o sándwiches, queremos que las autoridades vengan, que entren a las zonas bajas, que se mojen como nosotros para ver si de una vez por todas solucionan este problema que nos inunda cada vez que llueve. Nos prometieron drenajes pluviales, canales que se llevaran el agua, pero no han hecho nada”, recrimina Luciana Martínez, habitante del Fraccionamiento Paseo de las Flores.

Molesta, Luciana invitó ayer a sus vecinos para que salieran a exigir atención y les informó la hora en que todos debían reunirse para bloquear la carretera.

“Tenemos muchas necesidades; no tenemos agua potable, no tenemos energía eléctrica y el nivel del agua no baja. Estamos desesperados, ya no podemos más. Vienen las autoridades y no entran a la colonia; estamos como en una isla, necesitamos ayuda”, explicó Rogelio Dueñas, otro de los residentes.

Relató que lo más desesperante es observar que algunas familias han tenido que sacar a personas con alguna discapacidad en pequeñas albercas inflables o cargados porque, hasta el momento, no han recibido la visita de Protección Civil o Bomberos.

Mandan ayuda. Gilberto Estrella, secretario de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente (Seduma), y Rómulo Garza Martínez, de la Secretaría de Bienestar Social del gobierno de Tamaulipas, llevaron a las zonas afectadas comedores comunitarios y maquinaria pesada para abrir espacios que sirvan como canales para sacar el agua de las calles.

“La problemática es grave, el año pasado tuvimos una contingencia similar. Tenemos que limpiar los drenes y canales, porque aunque hicimos trabajos preventivos, la gran cantidad de basura que la ciudadanía tira en la vía pública provoca que se tapen algunos afluentes naturales, por lo que se inundan las colonias”, justificó Gilberto Estrella.

Detalló que de las 56 colonias que inicialmente resultaron inundadas, el agua se mantiene en 20.

Por su parte, Rómulo Garza explicó que ya están funcionando los comedores para las familias que lo perdieron todo en esta contingencia y agregó que los servicios se restablecerán de manera paulatina.

Mantente al día con el boletín de El Universal

 

Comentarios