Se encuentra usted aquí

Anaya, ¿traicionará a Madero?

Ricardo Anaya, el joven político que se inició de la mano del gobernador Francisco Garrido en Querétaro y se volvió figura nacional junto a Gustavo Madero, se ha convertido en el panista del momento
18/06/2015
04:23
-A +A

En menos de una semana Ricardo Anaya, el joven político que se inició de la mano del gobernador Francisco Garrido en Querétaro y se volvió figura nacional junto a Gustavo Madero, se ha convertido en el panista del momento y se perfila como candidato único a ser el próximo dirigente nacional del PAN. En el camino, Anaya —a quien curiosamente apodan El Cerillo— decidió quemar las naves que lo ligaban al maderismo y, mientras se deslinda y toma distancia de su mentor Madero, se acerca cada vez más a los otros aspirantes presidenciales del panismo: Rafael Moreno Valle y Margarita Zavala.

Las señales de que, en su ascenso hacia la presidencia de Acción Nacional, Anaya intenta sacudirse la etiqueta de “maderista” (y despojarse de la imagen de “joven maravilla” del chihuahuense) han sido más que evidentes: el lunes, apenas un día después de que lanzara su candidatura en redes sociales, acudió a una comida con el gobernador de Puebla, Rafael Moreno Valle, junto con los dos nuevos gobernadores electos del PAN, Francisco Domínguez y Carlos Mendoza. Según su equipo la comida sólo fue de “agradecimiento” porque el gobernador poblano apoyó las campañas en los estados; pero según versiones de asistentes, el encuentro privado en Casa Puebla fue un “cierre de filas” a favor de Moreno Valle al 2018.

Anaya sabe de la habilidad que ha mostrado Moreno Valle para operar —política y financieramente— y sumar adeptos en medio de la pugna interna entre maderistas y calderonistas. Y en la lógica de “únete al más fuerte” muchos ven a Anaya más cerca de Puebla.

Pero para convertirse en el “presidente de la unidad” del panismo el joven Anaya también necesita del apoyo de los calderonistas, enemigos a muerte de Madero. Y por eso, ante el destape de Margarita Zavala, quien le dejó el camino libre hacia la dirigencia nacional del PAN, Ricardo ha correspondido saludando las aspiraciones de la ex primera dama, a la que le ha ofrecido “piso parejo” en su búsqueda de la candidatura presidencial panista. El mensaje que Anaya manda a los Calderón y a su grupo, es que él no retomará los odios de Madero.

Necesita desligarse de Gustavo Madero y su radicalismo, que lo llevó a confrontarse con sus adversarios. Tras reelegirse en el CEN, Madero aplastó a los corderistas-calderonistas a los que negó espacios en la Comisión Permanente y no permitió que Margarita Zavala fuera candidata a diputada federal, pero también desconoció a algunos aliados. Fue el caso de Margarita Arellanes, quien de ser la panista mejor posicionada para Nuevo León, fue repentinamente “bajada” de la candidatura. En el PAN se dice que Arellanes cometió la indiscreción de comentar que había pactado con Moreno Valle y que éste la apoyaría para ser gobernadora y luego ella apoyaría al poblano para el 2018. Cuando Madero se enteró hizo candidato a Felipe de Jesús Cantú e hizo a un lado a la popular alcaldesa.

Por todo eso cada vez más panistas perciben que Ricardo Anaya terminará por traicionar a Gustavo Madero. Un panista de Querétaro, que conoce al joven Anaya desde sus inicios, lo define así: “Ricardo siempre ha visto por su persona y no ha dudado un segundo en traicionar a quien tenga que traicionar si eso lo beneficia. Sólo es cuestión de esperar a que sea electo presidente con el apoyo de Madero y el aval de los demás y entonces sí, asestará la puñalada”.

NOTAS INDISCRETAS… Hoy la juez 19 Penal del DF, Beatriz Corona Valdez, podría dictar el auto de formal prisión a George Nehme Name, ex dueño de la aerolínea “A Volar” acusado de fraude genérico contra Grupo Ofem. La PGR y la PGJDF documentaron el fraude genérico cometido por Nehme quien durante 7 años operó protegido por el gobierno de Marcelo Ebrard, cuyos funcionarios intercedieron incluso para evitar su detención. Pero el jueves 11 de junio la PGR lo detuvo en Guadalajara después de varios meses de búsqueda. Su abogado, el ex procurador Antonio Lozano Gracia, está moviendo todas sus influencias para que liberen a su cliente, pero la PGJDF tiene más acusaciones de otros empresarios e inversionistas a los que Nehme engañó con millonarios financiamientos al mentirles dolosamente sobre la grave situación financiera de la aerolínea de bajo costo. Veremos qué pesa más en este caso, si las pruebas contra un defraudador o las influencias de un ex procurador… Los dados mandan serpiente. Caída libre.

[email protected]

Salvador García Soto
Autor de la columna “Serpientes y Escaleras”, Salvador García Soto es uno de los periodistas críticos con amplia presencia en los medios impresos y electrónicos de México.

Comentarios

MÁS EN OPINIÓN