Margarita, ¿una menos en el PAN?

Raúl Rodríguez Cortés

Por un potencial conflicto de intereses, Margarita Zavala Gómez del Campo podría quedar fuera de las contiendas por la candidatura presidencial del PAN y por la Presidencia de la República en 2018.

Resulta que su esposo, el ex presidente Felipe Calderón Hinojosa fue contratado el martes pasado por la trasnacional española de energía Iberdrola, para ser parte del consejo de administración de su filial en Estados Unidos, Avangrid, una de las mayores generadoras de electricidad en el vecino del norte, tras la integración de Iberdrola USA y UIL Holdings Corporation.

Calderón consiguió la chamba (de seguro con un gran sueldo que sumará a los ingresos de su pensión como ex presidente), a tres años de haber concluido un gobierno que intensificó la apertura del sector eléctrico a la inversión privada nacional y extranjera y que ahora, con la reforma energética en vigor, ya puede ser del cien por ciento.

Iberdrola, que en España ha enfrentado acusaciones de fraude y de sobornos para la adquisición de contratos en otros países, opera en México desde hace quince años. Cuenta con doce plantas en operación y construye otras seis. Cinco de las que ya funcionan son eólicas, y cuatro de las seis que construye, también lo serán.

Iberdrola es la segunda productora de electricidad en el país (la primera privada) y tiene unos 20 millones de clientes finales. Sus dueños prometieron al actual gobierno una inversión de cinco mil millones de dólares, cantidad de la que ya ejercieron la mitad.

La relación con Iberdrola la cultivó Calderón durante su gobierno. Un ejemplo de la cercanía es que Georgina Kessel, quien fuera la secretaria de Energía del panista, es ahora vocal en el consejo de administración de la trasnacional.

No es Felipe Calderón el primero que accede a trabajar para una trasnacional a la que benefició durante su gobierno. Ernesto Zedillo lo hizo en Union Pacific, concesionaria de la empresa Ferromex, resultado de la privatización de Ferrocarriles Nacionales de México llevada a cabo durante el mandato del priísta.

¿Puede un candidato presidencial tener lazos de parentesco directo con un ex presidente que ahora es alto ejecutivo de una trasnacional a la que favoreció con concesiones? ¿Puede ese alto ejecutivo seguir en el cargo siendo esposo de la presidenta? ¿La nueva chamba de Calderón no lleva directamente a Margarita Zavala a un conflicto de intereses que cercenará su aspiración presidencial? Todo indica que sí. Ahí se cruzan intereses públicos con privados, relaciones e información privilegiada. Eso también es corrupción.

INSTANTÁNEAS. 1. FUERZA. Ahora resulta que fue el propio Pablo Gómez el que, entre líneas, reconoció públicamente la influencia real que dentro del PRD tiene el jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera. Por la mente del ya viejo militante de la izquierda jamás pasó la posibilidad de ser derrotado por Alejandra Barrales en la disputa por la presidencia del partido del sol azteca. Gómez, tras conocer el resultado, renunció a la representación del PRD ante el INE y consideró funesto el hecho de que políticos empoderados decidan quién deba ocupar la dirigencia nacional de un partido. Barrales es gente de Mancera. Gómez, por lo tanto, reconoce así el poder real del jefe de Gobierno dentro del partido. ¿Será que esa fuerza es la que el gobierno federal quiere minar con las crecientes críticas al Hoy No Circula, los verificentros y las contingencias ambientales?

2. ACLARACIÓN. Pemex hizo llegar a esta columna una aclaración en la que asegura que toda la gasolina que se consume en el Valle de México es de 30 PPM (partes por millón de azufre) como lo exige desde 2009 la norma oficial mexicana, y que es importada de EU. Sería bueno, para reforzar su aserto, que acompañara la información con el pedimento de importación que seguramente debe contener ese y otros datos respecto a la calidad del combustible. Porque la contaminación nada mas no baja como debería al usarse gasolinas ultra bajas en azufre.

3. UNA PREGUNTA. ¿No debió el presidente Peña Nieto acompañar su “humilde” petición de perdón por lo de la Casa Blanca, con acciones fulminantes contra los corruptos gobernadores Duarte (el de Veracruz y el de Chihuahua) y Borge (el de Quintana Roo)? A la humildad le hubiera sumado credibilidad.

4. UNA PÍLDORA. ¿Tendrá algún parentesco el líder del PRI, Enrique Ochoa Reza con el famoso cómico Antonio Espino Clavillazo? El parecido es impresionante. Conste que es pregunta “¡¡¡no máaaas!!!”.

[email protected]

@RaulRodriguezC

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios