Los millonarios detrás de Axo, el próximo gran retailer mexicano

Mario Maldonado

Pocas empresas mexicanas pueden jactarse de tener como accionistas y consejeros al dueño de la cadena de televisión de habla hispana más grande mundo; a los propietarios de la mayor operadora de franquicias de América Latina y al ex secretario de Hacienda que ha reestructurado más deudas estatales y corporativas. Grupo Axo, el retailer mexicano de marcas de ropa que alista su llegada a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), los tiene y su objetivo de largo plazo es convertirse en el líder del sector, aunque esto signifique enfrentarse a gigantes como Inditex (Zara), del multimillonario Amancio Ortega.

La historia de Grupo Axo comenzó a escribirse en 1994, cuando Andrés Gómez y Alberto Fasja obtuvieron la licencia de la marca Tommy Hilfiger, cuyos productos comenzaron a vender en tiendas departamentales de México. Un año más tarde, inauguraron la primera boutique en México. Mediante esa fórmula lograron hacerse de los derechos exclusivos de Coach, Guess, Pink, Rapsodia, Brooks Brothers, Marc Jacobs, Benetton, entre otras. Hoy, la empresa opera26 marcas a través de 2 mil 739 puntos de venta.

El rápido crecimiento de la empresa atrajo el interés del ex secretario de Hacienda, Pedro Aspe, quien tras su paso por el sector público decidió echar a andar un fondo de inversión y un despacho de asesoría para empresas y gobiernos. En el 2010, Aspe, a través de la sociedad Evercore Partners, compró el 20% del capital social de Grupo Axo.

Tres años después, en el 2013, Alsea, la operadora de marcas como Starbucks, Domino’s, Burger King, Chilli’s, CPK y PF Chang’s que preside Alberto Torrado, adquirió 25% de Axo. “Esta adquisición dará a Alsea una nueva oportunidad de incursionar en segmentos que aporten una vía más para el crecimiento futuro bajo conceptos de mayores márgenes, capitalizando nuestras ventajas competitivas”, expuso Fabián Gosselín, ex CEO de Alsea.

Alsea es el operador líder de franquicias de comida en América Latina y España. Opera un total de 2 mil 425 unidades y el año pasado facturó 32 mil 288 millones de pesos. Sus dueños, la familia Torrado, lograron conquistar a la clase media mexicana y latinoamericana con marcas internacionales de restaurantes, un modelo muy similar al de Grupo Axo en el negocio de ropa, calzado y accesorios.

Desde que Pedro Aspe, la familia Torrado y los principales ejecutivos de Televisa, encabezados por Emilio Azcárraga Jean, se hicieron socios y consejeros de Axo, su ascenso ha sido vertiginoso: obtuvo los derechos de distribución exclusiva de las marcas Kate Spade, Chaps, Theory y Victoria’s Secret; Abercrombie & Fitch, Hollister, Loft y Bath & Body Works; emitió certificados bursátiles de largo plazo por mil millones de pesos; adquirió 50% de Multibrand Outlet Stores, propietaria de Promoda Outlet, Rewind, Reduced y Urban Store, y está en proceso de comprar el 50% restante.

Asimismo, en febrero del 2016, emitió una segunda y tercera emisión de certificados bursátiles por un monto total conjunto de 800 millones de pesos, al tiempo que anunció una alianza estratégica con la firma PVH, por medio de la cual adquirirá el control de su negocio en México. PVH opera marcas como Calvin Klein, Heritage Brands, Baseco, Warner’s, Olga y Speedo.

En los últimos tres años, Grupo Axo ha aumentado sus ventas a un ritmo de 35% anual y su flujo operativo a una tasa de 30%. En los últimos 12 meses terminados en septiembre, la empresa facturó 3 mil 789 millones de pesos y registró un UAFIDA de 549 millones.

Su IPO y el crecimiento futuro. Como parte de su crecimiento, Grupo Axo planea llegar a la BMV este mismo año. La firma que co-presiden sus fundadores Andrés Gómez y Alberto Fasja planea recaudar alrededor de 2 mil millones de pesos en una oferta pública mixta de acciones, de acuerdo con la agencia Reuters, y se prevé que se lleve a cabo antes de que termine el 2016.

¿Cuál es su plan de crecimiento futuro? La empresa seguirá en busca de nuevas marcas de ropa para incluir a su portafolio; acelerará la apertura de tiendas en México y Latinoamérica; apostará al comercio electrónico para ampliar su espectro de clientes y reforzará su estrategia de publicidad. Para esto, la presencia de Emilio Azcárraga, Bernardo Gómez y Alfonso de Angoitia, tres de los llamados “Cuatro Fantásticos” de Televisa, en su Consejo de Administración es muy importante.

Posdata. La oferta de acciones dará entrada a nuevos accionistas a la empresa. Seguramente fondos multimillonarios y empresarios que buscan capitalizar las oportunidades que trae consigo el crecimiento de la clase media mexicana. Pero también la desinversión, quizá, de accionistas como el fondo que lidera Pedro Aspe.

@MarioMal

 [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios