Altán vs Rivada y se encarece la Red Compartida

Mario Maldonado

Si no pasa algo extraordinario, hoy la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) adjudicará al consorcio Altán el mayor proyecto de telecomunicaciones de la administración de Enrique Peña Nieto: la Red Compartida mediante la cual se pretende llevar de servicios de telefonía e internet móvil a todo el país a través de un operador mayorista.

Luego de un proceso lleno de dudas y tropiezos hasta sus últimas instancias —incluido el amparo que presentó Rivada Networks— la mayoría de las apuestas apuntan a que Altán, el consorcio que lidera el millonario español Eugenio Galdón y al cual se subieron las mexicanas Megacable y Axtel, se quedará con el proyecto cuyo valor se estima en unos 7 mil 500 millones de dólares. Sin embargo, se prevé que la escalada del dólar y el aumento de las tasas de interés lo encarezcan de sobremanera, lo cual presionará su de por sí cuestionada viabilidad.

Hoy la dependencia federal que encabeza Gerardo Ruiz Esparza dará a conocer la oferta económica presentada por Altán (la cual aseguran fuentes es “muy sólida”), y la propuesta de cobertura poblacional. Si cumple con lo previsto en las bases de licitación: cubrir al menos 85% del territorio nacional y garantizar una inversión de 7 mil millones de dólares, deberá adjudicársele sin mayor problema.

Dado que hoy sabremos los detalles de su oferta económica vale la pena poner el ojo en quiénes son sus inversionistas. De acuerdo con los documentos presentados a la SCT, Altán es un consorcio formado por el banco de inversión Morgan Stanley, el IFC del Banco Mundial —los cuales aportarían cerca del 60% del capital para el proyecto–— el empresario español Eugenio Galdón, fundador del operador de telecomunicaciones español ONO y presidente de Multitel, en sociedad con Miguel S. Escobedo, un inversionista mexicano con amplia experiencia en la administración de fondos para el retiro, y las mexicanas Megacable y Axtel.

El jueves pasado escribí aquí que en su momento Altán fue el grupo que generó mayor suspicacia tras de que se revelaran los socios del consorcio, no sólo por la diversidad de los mismos, sino porque se incluyó en el grupo a dos operadores mexicanos: Megacable y Axtel, los cuales, se ha asegurado, no tendrán injerencia directa en la operación ni administración de la Red.

El que sí tendrá un rol preponderante en el proyecto y que además ha fungido como el representante legal de Altán es el millonario Eugenio Galdón, quien recibió al menos unos 400 millones de euros tras la venta de Ono a Vodafone en el 2014, por 7 mil 200 millones.

La biografía de Eugenio Galdón (66 años) incluye su paso por la academia, la política y el sector privado. Fue profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y jefe de gabinete del expresidente del gobierno español Leopoldo Calvo Sotelo.

Ha sido directivo en varios grupos audiovisuales como la Cadena COPE y el Grupo PRISA y en 1996 creó el operador de telecomunicaciones ONO, el principal proveedor de servicios de telecomunicaciones y entretenimiento por banda ancha de España, del que fue presidente ejecutivo hasta finales de 2008. Actualmente preside el Grupo Multitel y la fundación Everis.

Galdón además está asociado con Juan Bejar, un ex accionista de la constructora FCC (hoy propiedad de Carlos Slim), y con el multimillonario George Soros, en la firma BRUC Capital, mediante la cual invierten en negocios como el de infraestructura y telecomunicaciones.

En México, empero, Galdón no invertirá en la Red Compartida a través de este fondo, sino mediante uno denominado Isla Guadalupe Investments (IGI).

Sin duda, este millonario español tiene experiencia de sobra en el negocio de las telecomunicaciones. Veremos si lograr sacar adelante la Red Compartida.

ALTÁN CONTRA RIVADA. A unas horas del falló de la SCT, Altán anunció que planea demandar a Rivada Networks, el consorcio que hace unos días presentó una demanda de amparo en contra de la decisión de la SCT de descalificarla del concurso por entregar de forma extemporánea una garantía de seriedad por mil millones de pesos.

De acuerdo con fuentes cercanas al proceso, las demandas en contra de Rivada, por ​“difamaciones y​ desprestigio”, se ejecutarían ganen o no el proyecto de la Red Compartida.

Posdata. Aquí le conté la historia de Rivada Networks, uno de los principales contratistas militares del gobierno de Estados Unidos en materia de redes de comunicaciones para la comunidad de inteligencia civil y militar. Le pregunté el CEO y fundador de Rivada, el magnate irlandés Declan Ganley, si ve motivos políticos en el proceso de licitación de la Red Compartida y me dijo que “cualquiera que sea el propósito de su descalificación se les está negando la posibilidad competir”.

@MarioMal.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios