¿Será demasiado tarde para Telmex TV?

Mario Maldonado

Daniel Hajj debe estar mirando con lupa los cambios que realizan Televisa, TV Azteca y la propuesta que presentará CadenaTres, la televisora que saldrá al aire en las siguientes semanas. Sobre todo, el CEO de América Móvil debe estar escudriñando los pasos de Emilio Azcárraga, porque si todo sale como planea él será su principal competidor en la TV de paga el próximo año.

En noviembre próximo, Daniel Hajj va a pedirle al Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) la licencia para ofrecer el servicio de televisión de paga en México. Ese mes, el organismo regulador revisará si América Móvil cumplió las medidas que le impuso por ser un agente económico preponderante en el sector de telecomunicaciones. Y si la respuesta le favorece, entonces podrá pedir la modificación del título de concesión de Telmex para ofrecer TV.

Hace un par de meses, el conglomerado de telecomunicaciones de Carlos Slim recibió una señal positiva: el IFT resolvió que Uno TV, su portal de contenidos en internet, no incumple con la prohibición de distribuir señales de televisión. Dicho asunto había estado en investigación desde hace casi ocho años por presiones de Televisa y otras empresas del sector.

Daniel Hajj y Carlos García Moreno, el CFO de América Móvil, revelaron en abril pasado que tienen prácticamente listo el modelo de televisión con el que saldrían a competir en México en 2017 si consiguen que el IFT les modifique el título de concesión.

Los directivos de la principal empresa de telecomunicaciones de América Latina le dijeron a analistas de bancos de inversión de Estados Unidos que consideran que han cumplido con todas las medidas asimétricas que les fijó el IFT en México, por lo que ven posible que el regulador les quite la definición de preponderante o al menos les reduzca las regulaciones. Esto implicaría, además, que les otorgue la licencia para ofrecer el servicio de televisión en el territorio nacional.

Si esto sucede, América Móvil, que posee 70% de los usuarios de líneas fijas y 68% de los clientes en telefonía móvil en México, podrá entrar competir con todo al mercado de televisión de paga, donde Televisa concentra 65% del negocio.

Hoy, la empresa que dirige Daniel Hajj ya compite con Televisa a través de su servicio de video en streaming, Clarovideo, y sus otras plataformas como Claro Sports, Ora.TV y Uno TV. Sin embargo, la decisión del IFT sobre Uno TV no cambiará su estrategia: “Vamos a seguir exactamente igual”, le dijo Hajj a los analistas en una conferencia reciente.

Pero la gran pregunta que sea hacen los inversionistas, los analistas y los ejecutivos del sector es si la empresa de Carlos Slim está todavía a tiempo de aterrizar en la televisión mexicana o si ya se le hizo demasiado tarde. Y sobre todo si su apuesta generará una competencia sostenible para la industria, o si sucederá como en el negocio de la telefonía móvil, donde la llegada del gigante de las telecomunicaciones, AT&T, ha presionado a tal grado las tarifas que prácticamente todo el sector está perdiendo dinero.

Lo que está pasando en el mercado (de telefonía móvil) no es bueno para nadie. Nuestros competidores (AT&T) están perdiendo dinero. No generan ganancias desde que llegaron”, dijo Hajj en agosto pasado.

Por su parte, América Móvil reportó en México una caída 23.7% en su flujo operativo del segundo trimestre de 2016, afectada por planes comerciales más agresivos en el segmento de prepago.

De acuerdo con el IFT, desde la aprobación de la Reforma de Telecomunicaciones, en julio del 2014, a la fecha, los precios de las telecomunicaciones cayeron más de 23%, mientras que los de telefonía móvil se redujeron cerca de 32%, lo cual ha sido muy positivo para los consumidores mexicanos, pero ha erosionado profundamente la rentabilidad de las empresas.

Esta situación mantiene a varias casas de bolsa con la recomendación de venta para las acciones de América Móvil. En lo que va del 2016, los títulos de firma que encabeza Daniel Hajj ha perdido 12.3%.

América Móvil necesita un catalizador, el cual podría darse en noviembre próximo cuando el IFT resuelva si cumplió o no con las medidas regulatorias y si le permitirá ofrecer TV en México. La televisión será una apuesta arriesgada para Carlos Slim, pero parece que no tiene otra opción.

CHICO PARDO, SIN MÁS INTERÉS EN PETRÓLEO. Ayer la colombiana Pacific Exploration & Production rechazó la propuesta de reestructura por 575 millones de dólares que hicieron un grupo de empresarios mexicanos, entre ellos Fernando Chico Pardo, dueño del fondo Promecap. La firma de capital canadiense optó por la oferta de sus acreedores Catalyst Capital Group. “Tomaron la propuesta de Catalyst, que era económicamente muy inferior”, me dijo ayer Fernando Chico, quien descartó estar interesado en otra empresa del sector petrolero.

Twitter: @MarioMal.

Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios