Suscríbete

Carlos Fernández sigue de compras en España

Mario Maldonado

El nombre de Carlos Fernández suena cada vez más en España. En los círculos de negocios, el expresidente de Grupo Modelo es visto como un inversionista cauteloso, de bajo perfil, pero al que hay que seguirle la pista por su gran capacidad financiera. “Si quisiera, podría comprar varias empresas españolas”, me dijo un empresario mexicano radicado en Madrid.
Hace poco más de tres años, Fernández y los principales accionistas de Grupo Modelo vendieron la mayor productora de cerveza de México al gigante Anheuser-Busch InBev por una cantidad estratosférica: 20 mil 100 millones de dólares, la cifra más alta que se ha pagado por una empresa mexicana.

Carlos Fernández se fue a vivir a Madrid y sigilosamente ha ido comprando participaciones de empresas. La más reciente fue hace unos días. A través de su grupo Finaccess, aumentó a 10% su tenencia accionaria en la inmobiliaria española Colonial.

El fondo que preside Carlos Fernández adquirió un paquete de 6.4 millones de nuevas acciones de Colonial y superó la participación que tienen los Villar Mir, dueños de OHL, en la inmobiliaria. Ahora, el grupo mexicano es el segundo mayor inversionista, sólo detrás de un fondo soberano de Qatar.

Fue en julio pasado cuando Finaccess se estrenó como inversionista en Colonial, al adquirir 288.6 millones de acciones y hacerse del 8% de la inmobiliaria. La inversión se estimó en poco más de 200 millones de euros y dio a Fernández un asiento en su consejo de administración.

La entrada del grupo mexicano en Colonial se dio a través de la venta de dos edificios ubicados en Madrid, propiedad de Finaccess, los cuales intercambió por acciones de la inmobiliaria.

No es el primer negocio en el que Carlos Fernández se vuelve uno de los accionistas principales de compañías españolas. En febrero del 2016, el empresario mexicano se convirtió en el tercer mayor inversionista del Banco Santander, sólo detrás de sus dos herederos: Javier y Ana Botín.

De acuerdo con reportes entregados a la Bolsa de Madrid, Carlos Fernández posee cerca de 15.5 millones de acciones del banco español, con un valor aproximado de 55 millones de euros.

Tras varios años de estar relacionado con la unidad mexicana y la casa de bolsa, en noviembre del 2014 Fernández fue nombrado consejero independiente del banco español a escala global. Su esposa Lucrecia Aramburuzabala, hermana de María Asunción Arazamburzabala, actual accionista de Anheuser-Busch InBev, tiene relación con el Museo del Prado y otros negocios en la capital española.

Fue en el 2010 cuando Carlos Fernández, entonces presidente y director general de Grupo Modelo, adquirió el control de Finaccess, una administradora de portafolios de inversión con presencia en México y Estados Unidos.

Cuando la compró, la sociedad administraba cerca de 4 mil 300 millones de pesos; no obstante, al cierre del 2015 gestionó activos netos por 19 mil millones de pesos.

Conquistan España. Carlos Fernández no es el único empresario mexicano que está invirtiendo a lo grande en España. El regiomontano David Martínez posee 5% de las acciones del banco catalán Sabadell, valuadas en 275 millones de euros.

Ernesto Tinajero, dueño del club de futbol Necaxa, es dueño de 7.42% de las acciones de Liberbank, con lo cual es el inversionista individual más importante del banco español.
En mayo del 2014, junto con el inversionista mexicano Gustavo Tomé, director general de los fondos DaVinci Capital y Nemesis, compró el 8% del capital de Liberbank por 100 millones de dólares.

La familia Del Valle, dueños de Mexichem, detentan 7.5% del Banco Popular. Dicha participación está valuada en más de 450 millones de euros.

Por su parte Carlos Slim, además de tener el control de la constructora española FCC y la inmobiliaria Realia, es uno de los inversionistas principales de La Caixa.

Y Moisés El-Mann, accionista principal de Fibra Uno, posee en España un lote de 228 oficinas que le compró al Banco Sabadell por 300 millones de euros y que ahora busca vender en 440 millones.
 Posdata. A finales de marzo pasado, Carlos Fernández, quien también es consejero de Endeavor México, me dijo que si bien está diversificando sus inversiones en el sector financiero, una de sus principales motivaciones empresariales es apoyar a emprendedores.
“El mayor número de horas diarias lo destino al tema de emprendedores, nuevos proyectos y sobre todo a temas que puedan contribuir al desarrollo de mi querido México”, me escribió.

Twitter: @MarioMal

Correo: [email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios