El destino de Chivas TV

Mario Maldonado

Jorge Vergara ha querido emular a Richard Branson, el magnate inglés que construyó su imperio de empresas enfrentando al establishment, a los monopolios, al estatu quo.

Branson desafió a las disqueras tradicionales con su sello Virgin Records, se peleó con British Airways para abrirse camino en el negocio de las aerolíneas e incluso ha intentado plantarle cara a Carlos Slim en la telefonía mexicana. Vergara, por su parte, desafió la hegemonía de la multinacional Herbalife y creó a su principal competidor en México y América Latina: Omnilife. Y para quedarse con las Chivas se enfrascó en un litigó con sus fundadores en 2002.

Ambos fracasaron en su intento de competir con Coca-Cola, la empresa de bebidas más grande y poderosa del planeta. Branson sucumbió con su marca Virgin Cola y Vergara con Chiva Cola. Sir Richard Branson también se involucró en el futbol al patrocinar al Nuneaton Borough de la liga inglesa y más recientemente al buscar adquirir al equipo Crystal Palace, lo cual no consiguió.

Ahora, Jorge Vergara decidió enfrentar al estatu quo que representa Televisa en la televisión y el futbol mexicano. La semana pasada anunció que no renovará su contrato con la televisora que transmitió sus partidos durante 22 años y cuyo presidente, Emilio Azcárraga, es propietario de su acérrimo rival: el América. Vergara dio a conocer la creación de Chivas TV, una plataforma que —no está claro cómo—, trasmitirá los partidos del Guadalajara.

La ruptura de Jorge Vergara con Emilio Azcárraga puso los reflectores sobre el empresario número uno de México, Carlos Slim, quien pasó de ser socio y amigo a férreo rival del dueño de Televisa. Slim incursionó en el negocio del futbol en 2014, con la compra de 30% del Grupo Pachuca a Jesús Martínez. Mediante esta asociación tiene injerencia en cuatro equipos mexicanos y uno extranjero. A título personal, también está invertido en el Real Oviedo de España.

Ha trascendido que Slim ofreció a Vergara comprarle las Chivas, pero no hubo acuerdo en el precio. “Las Chivas han sido buen negocio”, suele revirar su dueño cuando le preguntan si la inversión en jugadores, en su estadio de última generación y lo que pagó por quedarse el control del equipo (260 millones de dólares) ha rendido frutos, comercialmente hablando, porque en materia futbolística no: en 14 años sólo ha ganado dos campeonatos.

Según medios especializados, la plataforma Chivas TV será desarrollada por América Móvil, a través de su firma Claro Sports. Este sería el primer paso de una alianza que podría revivir las negociaciones entre Slim y Vergara o ampliar la relación entre ambos. Actualmente, ya hacen equipo en el programa Shark Tank, del cual le hablé en una columna anterior. Claro TV coproduce dicha serie televisiva y el dueño de las Chivas es uno de los ‘sharks’, junto con Arturo Elías Ayub, el director de Alianzas Estratégicas de América Móvil y vocero de Slim.

Carlos Slim tiene ‘muy avanzado’ el modelo de TV de paga con el que planea salir al mercado en el 2017 para competir con Televisa, de acuerdo con directivos de América Móvil. Esto, siempre y cuando el Instituto Federal de Telecomunicaciones acredite que cumplió con las regulaciones asimétricas que se le impusieron y acepte modificar su título de concesión. Las Chivas lucen como un trofeo irresistible para competir en la trasmisión de partidos de futbol.

Otro socio probable es Olegario Vázquez Aldir, el propietario de Grupo Imagen, quien estrenará en los próximos meses una cadena de televisión abierta que cubrirá más de 90% del territorio nacional. ¿Suena como una opción para transmitir los partidos de las Chivas? Los expertos dicen que sí.

El también propietario de los Gallos Blancos del Querétaro ha dicho que destinará 10 mil millones de pesos al despliegue de su cadena de televisión, por lo que pagarle a Vergara los 30 millones de dólares anuales que recibía de Televisa por los derechos de transmisión no suena descabellado. Fichar a las Chivas le traería, de golpe, una audiencia de más de 30 millones de aficionados.

Difícilmente Jorge Vergara podrá compensar la salida de Chivas de la TV abierta con un canal en internet, dada la baja penetración de conexiones que aún tiene México. No al menos en el corto plazo. Por eso, las apuestas apuntan a que es cuestión de tiempo para que anuncie una alianza con uno de los jugadores fuertes del sector… pese a que también pertenezcan, en otros contextos, al establishment de los negocios.

@MarioMal.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios