Góber de Guanajuato lleva agua a su molino

Kiosko. Corresponsales de EL UNIVERSAL

Kiosko

Góber de Guanajuato lleva agua a su molino

Los priístas de Guanajuato están que trinan contra el gobernador del estado, el panista Miguel Márquez, a quien acusan de utilizar el arranque del programa Impulso Social de Combate a la Pobreza, como un acto político-electoral y la vía para empujar como su posible sucesor al titular de la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, Diego Sinhué Rodríguez Vallejo.

Nos comentan que, incluso, los nueve alcaldes priístas fueron convocados a una reunión de trabajo en León y, al llegar, se encontraron con un escenario azul, que más que un evento institucional parecía un acto panista. El diputado y presidente estatal del PRI, Santiago García, dejó ver en medios locales que su equipo jurídico analiza las acciones legales en contra del gobernador por el uso de los recursos públicos con fines de promoción política.

El destape del programa social también incomodó al senador Fernando Torres, que lleva unos cuatro años haciendo recorridos con las bases panistas en espera de, llegados los tiempos, buscar la candidatura del PAN a la gubernatura del estado.

 

Busca candidatura a como dé lugar

Quien anda moviendo el avispero de la próxima candidatura priísta al gobierno de Coahuila, es el diputado federal Jericó Abramo. El ex alcalde de Saltillo se resiste a que el actual alcalde de Torreón, Miguel Riquelme, sea el ungido como el candidato del tricolor en 2017.

Nos cuentan que don Jericó ha sostenido varias reuniones con empresarios del estado, principalmente de la región sureste y centro, a quienes les está vendiendo el proyecto de su candidatura.

Cuando los medios le preguntan sobre sus intenciones, don Jericó no duda en responder que esperará los tiempos. Sin embargo, el diputado programa reuniones privadas una y otra vez con diferentes figuras empresariales.

 

 

La tienen difícil habitantes neoleoneses

En Nuevo León, los ciudadanos consideran que los partidos políticos les pusieron la vara muy alta para lograr la revocación de mandato para gobernador, alcaldes y diputados locales, dentro del proyecto de dictamen de la Ley de Participación Ciudadana, que se estará poniendo a la consideración del pleno la próxima semana.

Estiman que 40% de la lista nominal, que debe pronunciarse por mandar a su casa a cualquiera de los citados, implicaría que por ejemplo, para quitar al gobernador, Jaime Rodríguez Calderón, se tuviera que pronunciar por la revocación un millón y medio de votantes, más de los que le dieron el voto. La explicación es que si bien la revocación estaría como espada sobre la cabeza de El Bronco, de aquí a las elecciones de 2018, en el futuro podría estar en la misma circunstancia un gobernador del PRI o el PAN, y lógicamente estos partidos tenían que curarse en salud.

 

Berrinche de líderes perredistas

Nos comentan que los líderes nacional del PRD, Agustín Basave, y en Zacatecas, Arturo Ortiz Méndez, hicieron de tripas corazón y este domingo se unieron a la campaña del candidato a la gubernatura, Rafael Flores Mendoza.
Dos semanas, don Rafael, abanderado de la alianza PN-PRD caminó solo, como pagando el precio de haber desbancado en tribunales a Pedro de León, candidato propuesto por los dirigentes del sol azteca. Los perredistas presumieron que comenzó el proceso para cerrar filas.

*En la imagen Miguel Márquez Márquez

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios