Suscríbete

Minucias

Ignacio Solares

Finalmente, morimos dentro de un sentimiento confuso entre la angustia y la esperanza.

 

Finalmente, morimos dentro de un sentimiento confuso entre la angustia y la esperanza.

***

 

Sin la voluntad, no hay destino que valga.

***

 

No hay espionaje más censurable que el que puede ejercer un cónyuge con su pareja.

***

 

 

Qué frustración, me decía aquel vanidoso actor: sólo poderme ver a mí mismo en un espejo.

***

 

 

Nada es tan mal visto en política como la humildad.

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios