Vencer o vencer

Eduardo Camarena

Llegó el momento de la verdad para el mexicano Saúl ‘Canelo’ Álvarez esta noche cuando suba al ring para enfrentar al puertorriqueño Miguel Ángel Cotto, en Las Vegas.

Será la pelea más importante, la más exigente, la más mediática y la más difícil para el ‘Canelo’ tras su fallido intento por vencer al norteamericano Floyd Mayweather Jr. hace dos años.

Cotto es el contrincante más calificado en su peso al que puede medirse en este momento el joven peleador tapatío, el kasajo Gennady Golovkin, un rival muy calificado, no parece estar hoy en el horizonte de Álvarez porque es de mayor tonelaje.

Cotto es altamente combativo, va al frente siempre, tiene gran vocación ofensiva; su técnica al ataque es excelente, posee amplio repertorio de golpes, es rápido, certero y contundente, es un noqueador que puede ganar la pelea con un solo golpe.

Por su natural postura al ataque, de buscar al rival permanentemente, la defensa es el lado débil del boricua, recibe muchos golpes —el que ataca arriesga más— en su afán de ser ofensivo generalmente es conectado, con la gran virtud de que su resistencia es granítica.

‘Canelo’ es un buen boxeador, su estilo es de contra ataque, de contragolpe, no es tan combativo como Cotto; la variedad de sus golpes es amplia, tiene recursos para atacar, su pegada es de respeto y posee el instinto del noqueador para no dejar escapar a su oponente, cuando lo ha conectado y puede lograr el nocaut. Álvarez se defiende mejor que Cotto y parece que su rapidez es mayor, pero su resistencia no ha sido puesta a prueba como en el caso del borinqueño.

Por las características aquí señaladas, seguramente Miguel Cotto saldrá a buscar la pelea, a atacar y pelear en corto en busca del nocaut. Todo apunta a que Álvarez esperará, “medirá” a su oponente en los primeros rounds y pondrá a prueba su velocidad para el contraataque, de tal manera que si supera al portorriqueño con esta táctica, le convendrá mantenerla, pero si no le da resultado tendrá que modificarla. Es decir, ‘Canelo’ tendrá que atacar a un boxeador que luce en el cambio de golpes, pues Cotto no le rehuye a ningún adversario. La estrategia será fundamental en esta pelea.

La experiencia del boricua puede marcar la diferencia en el combate, está acostumbrado a este tipo de compromisos de alta exigencia, no se achica ante ningún adversario, en noches de triunfo ni en las derrotas. En este renglón ‘Canelo’ tiene una cuenta pendiente porque cuando enfrentó a Mayweather le quedó muy grande la pelea; esta noche tendrá la oportunidad de demostrar lo contrario.

El réferi será el norteamericano Robert Byrd, con 35 años de experiencia, muy capaz, impone respeto y autoridad, pero es lento, no tiene la rapidez para intervenir y romper el ‘clinch’ y separar a los boxeadores; muchas veces aparece tarde y a destiempo. Ojalá que no sea factor determinante en el desarrollo y conclusión de esta pelea.

Álvarez tendrá una exigente prueba esta noche, necesita ganar para convencer a sus detractores y a los escépticos; un triunfo lo ubicaría en un sitio estelar en el presente y en la historia del boxeo mexicano. Si pierde, bajará un gran escalón y se alejará de la élite.

 

[email protected]

Comentarios