Suscríbete

Hay muy poquitos

Eduardo Brizio

Me parece que la figura del director técnico en un equipo de futbol se ha sobre dimensionado. Digo, por supuesto que es importante; pero ¿qué tanto porcentaje del éxito gravita sobre él? Sinceramente opino que se ha exagerado. Pienso que hay equipos que bien pudieran jugar sin esa figura que tanto protagonismo ha venido ganando, sobre todo en el medio balompédico nacional.

Ahí tenemos por ejemplo la figura de Tomás Boy, que llegó a tomar las riendas de La Máquina Celeste precedido de fama, con la percepción popular de ser un técnico confiable, temperamental y hasta ganador, a pesar de que en su palmarés como timonel, en 26 años, no ostenta título alguno.

Una vez instalado en La Noria, el ‘Jefe’ no tuvo empacho en empezar a hacer de las suyas y se tomó el atrevimiento de cuestionar la capacidad de Juan Carlos Osorio, flamante entrenador del Tri, quien en el país cafetalero ha obtenido siete títulos de Liga. Incluso, lo invitó a visitar a los Cementeros al estadio Azul para que aprendiera. Dicen las lenguas de doble filo, que el colombiano siguió atentamente el partido Cruz Azul vs. Dorados “para aprender”, pero lo que no se debe hacer.

Y hablando de directores técnicos, Rubén Omar Romano fue cesado de su cargo como timonel de los Xolos de Tijuana. Don Rubén tampoco ha sido capaz de ceñirse la corona, a pesar de que ha dirigido durante 17 años y ha estado en algo así como 11 o 12 diferentes escuadras. Incluso ostenta el récord de haber dirigido 21 encuentros consecutivos sin conocer la victoria. Lo inexplicable aquí es que lo sigan contratando.

Deja a los Xolos en el penúltimo lugar, sin aspiraciones de Liguilla, con apenas 4 partidos ganados, un empatado y ocho perdidos, con un patético menos 7 en la diferencia de goles.

¿Quieren más? Pues ahí está la figura del bigotón ‘Ricky Tony’ La Volpe, quien no canta mal las rancheras en eso de la pobre cosecha de títulos en su larga carrera. Ha dirigido durante 32 años, lo ha hecho en México, en su natal Argentina y hasta en Costa Rica, logrando únicamente un solo título de Liga. Del penoso y lamentable incidente de la podóloga del Guadalajara, ya ni hablamos.

Ricardo Antonio por fin se presentó a una conferencia de prensa, porque en los últimos partidos mandaba a su yerno el ‘Chiquis’ García a enfrentar a los medios. Sin embargo, luego que los Rayados del Monterrey le empataron el encuentro, el pasado sábado, en los últimos minutos, salió a la palestra a despotricar contra medio mundo. Todos tienen la culpa… menos él: la directiva que no le contrató buenos futbolistas, los jugadores que “no tienen inteligencia” y para no variar, amenazó con marcharse de la institución si no le cumplen sus caprichitos.

Por eso, digo que hay mucho de cuento en eso de ser director técnico. No dudo que exista gente capaz, con liderazgo y que ejerza una fuerte influencia en sus dirigidos; sin embargo, en una mar de charlatanes, la verdad es que entrenadores ganadores... hay muy poquitos.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS

Comentarios