El que calla otorga

Eduardo Brizio

Arreglos en lo oscurito entre Carlos Osorio y América es un tema que debe ser debidamente aclarado

Hoy, en uno más de los gustados “partidos moleros” la Selección Nacional enfrentará a su similar de Senegal en el estadio (mejor dicho en el parque) de los Marlines de Miami, Florida, en el vecino país del norte.

Yo creí que al representativo nacional le llamaban “el equipo de todos” en virtud de que es el favorito de la mayoría o quizá todos los mexicanos aficionados al balompié. Sin embargo, ahora he caído en la cuenta de que es el equipo de todos, porque absolutamente todos los futbolistas que llegan a jugar en la Primera División, algún día, serán convocados para integrar la Selección.

Así, esta vez no fue la excepción y el timonel nacional, Juan Carlos Osorio, se despachó con la cuchara grande dándole la oportunidad a elementos que ni siquiera son titulares en sus respectivos equipos y a otros que jamás soñaron con ponerse la verde. Pero en el futbol mexicano puede ocurrir cualquier cosa… ¡Hasta lo normal!

La nota la dio Jorgito Vergara, quien “Se-negal” a ceder a sus jugadores a la Selección, pretextando que “como tienen problemas de descenso, el horno no está para bollos y que en virtud de que no es fecha FIFA, no tiene ninguna obligación de prestar a sus futbolistas y que los acuerdos tomados en la junta de dueños no están firmados con sangre” (Salvo el pacto de caballeros diría yo).

Lo más grave para mi gusto fue que ya entrado en gastos, se tomó el atrevimiento de aseverar que “El América había solicitado, en lo oscurito, que no le llamara jugadores para este partido” molero (contra Senegal), petición que había sido atendida a pie juntillas por el director técnico colombiano.

Ninguna de las dos cosas me parecen un asunto menor. Negarse a ceder a sus jugadores a la Selección resulta poco solidario y puede sentar un grave precedente, por más “molero” que sea el partido. Y acusar un “arreglo en lo oscurito” de los de Coapa con Osorio, pienso que es de una gravedad extrema.

Ni la cúpula del poder federativo ni Juan Carlos Osorio ni la directiva del América se pueden quedar callados ante esta acusación. Tendrían la obligación de negarlo categóricamente y exigir a Jorgito Vergara que pruebe su dicho o de lo contrario ofrezca una disculpa pública.

Será que en un futbol sin memoria dejarán que el tiempo se encargue de enterrar en el olvido este penoso incidente… el que calla otorga.

[email protected]

*En la imagen Jorge Vergara acusa de componendas en llamados (ALFREDO MOYA. JAM MEDIA)

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios