Fue una obra de arte

Cuauhtémoc Blanco

Cuando todo indicaba que el juego del Tri se iría a penaltis, Paul consiguió el golazo que marcó diferencia

Hola amigos, un placer saludarlos y compartir con ustedes la felicidad que tuvimos el fin de semana con las Selecciones Nacionales que obtuvieron su pase a las Olimpiadas y Copa Confederaciones, respectivamente.

Primero, la satisfacción que nos dio la Selección que peleó por su pase a Juegos Olímpicos y que con marcha perfecta demostró con autoridad la calidad de jóvenes que tenemos compitiendo en el futbol mexicano y con merecimiento estarán en la justa Olímpica de 2016. Esa generación con “joyas” como los “tuzoboys” surgidos de la madriguera hidalguense, Pizarro, el ‘Guti’, el ‘Chucky’ y Marco Bueno, además de los formados en el Rebaño Sagrado como Marín, el ‘Dedos’ López, Salcedo, Guzmán y ‘Cubo’ Torres, todos ellos con bastantes partidos en Primera División y que serán la base de ese equipo que acudirá a Río de Janeiro, y por qué no pensar en que después serán elementos importantes para la Selección mayor. No olvidemos también el gran trabajo del ‘Potro’ Gutiérrez al frente de selecciones menores, que va dando frutos y se está forjando un gran técnico, sin duda alguna.

Pasando al tema de la mayor, observamos y disfrutamos de un partido que se ganó de forma merecida con un Tricolor que siempre propuso y buscó el triunfo jugando bien, con una cátedra táctica del ‘Tuca’ Ferretti que combinó durante el partido en defensa una línea de 4 y de 5 simultánea, esto gracias al trabajo perfecto del líder Rafa Márquez, que ojalá nos dé muchos años más en la Selección.

Contrario a lo que mucha gente habla de Ferretti en cuanto su forma de juego, éste lanzó al campo a tres delanteros desde el arranque, con Jiménez, Oribe y ‘Chicharito’, para tener un equipo muy ofensivo soportado en el medio campo por los ‘europeos’. Guardado y Herrera, que generaban volumen de juego constantemente, dándole salida a “los incansables” por las bandas, Aguilar y Layún.

México tuvo una amplia ventaja en la posesión de la pelota, que aunado con la paciencia fue suficiente para dominar el partido y adelantarse en el marcador, aunque en la siempre amarga bola parada nos igualaron.

En el segundo tiempo, la historia se repitió con los estadounidenses metidos atrás y los nuestros intentando, pero sin ser contundentes, situación que nos llevó hasta los tiempos extra que dejaron tres goles, primero con la ventaja de México, después la igualada a dos de Estados Unidos y finalmente, cuanto todo indicaba que nos iríamos a penaltis, llegó una obra de arte disfrazada de gol por parte de Paul Aguilar, que dio la felicidad a los miles de aficionados presentes en el estadio y a los millones de mexicanos que seguíamos el juego con familiares y amigos. Todos con el grito de ¡Nos los ching...! Y ¡Viva México!

Felicidades a todos los jugadores y cuerpo técnico de la Selección y a propósito, bienvenido profe Osorio, un placer recibirlo en nuestro país. No lo olviden amigos, coman frutas y verduras y aliméntese sanamente.

[email protected]

www.cuauhtemoc-blanco.com

http://twitter.com/cuauhtemocb10

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios