El gobierno de piernas flacas de Enrique Peña Nieto

Ciro Gómez Leyva

Faltan 48 horas y la amenaza sigue siendo formidable. Esto tampoco había pasado, nunca. La CNTE prevalece. Quienes pensamos que a sus palabras no seguirían los hechos, nos estamos equivocando. Las elecciones en una parte del territorio nacional corren peligro. Es una realidad a 48 horas.

Martí Batres, presidente de Morena, me dijo ayer que aguardaba un ejercicio de diálogo que haga retroceder a los maestros de Oaxaca, Guerrero, Chiapas. Pero advirtió que usar la fuerza para abrirle paso a los votos sería un grave error, pues no hay imagen más desafortunada que una urna con soldados y policías, con rifles y ametralladoras.

“Pésima imagen es que se incendien casillas, que se roben las urnas”, me dice por el contrario Gustavo Madero, presidente del PAN. “¡Esa sí es una pésima imagen! Es la imagen de que no hay un Estado de derecho que te dé garantías mínimas para votar”.

Madero no duda. Enfatiza que el gobierno federal y los gobernadores deben aplicar todos los recursos del Estado, infinitamente superiores, para subordinar a quienes se empeñan en impedir un acto democrático fundamental. Aplicarlos para disuadir a los maestros insurrectos, “que para eso están el Ejército, la Marina y las fuerzas federales, no nada más para los desfiles y las pantallas”.

—Van a decir que estás llamando a la represión, Gustavo.

—No, no, no. Ese es el síndrome de los acomplejados que, desde el 68, dicen que todo es represión; que desde el 68 confunden la línea entre el derecho a la protesta y la comisión de delitos claros y contundentes, sin una autoridad que les ponga el alto.

La mancha de violencia en unas elecciones es indeleble. Es una viruela. Serían miles de ciudadanos que no podrían expresarse porque un Estado incapaz no les supo proveer esa garantía. La CNTE no fue confusa al informar tiempo atrás que no permitiría la “farsa electoral”. Cuesta mucho aceptar que el gobierno esté absolutamente fuera de control en esta crisis. Cuesta más imaginar que la esté administrando. Y es impensable que la esté minimizando.

Decía Clausewitz que un bando derrota al otro cuando le arrebata la voluntad de combatir. A 48 horas del 7 de junio, la CNTE está en pie de guerra y el gobierno del presidente Peña Nieto, creo que tiene razón Madero, luce como una autoridad de piernas flacas, que no toma decisiones, que se dobla ante el chantaje.

Que carece de voluntad para combatir.

MENOS DE 140. EL UNIVERSAL TV cubrirá en vivo la jornada del domingo. Será un gran domingo.

[email protected]

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios