APEC: hacia una cooperación abierta y equitativa a favor del desarrollo

Vladimir Putin

Un interés serio se manifiesta dentro de la APEC por las propuestas rusas de formar en la región un espacio común de educación

Los días 18 y 19 de noviembre del año en curso en Manila tendrá lugar la próxima cumbre de Líderes de los países miembros del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico (APEC), bajo el lema propuesto por la Presidencia Filipina: “Hacia un mundo mejor a través del desarrollo inclusivo”.

Durante mucho tiempo el comercio representaba la fuerza motriz del crecimiento económico en Asia-Pacífico y en otras regiones del mundo. Sin embargo, a medida que el efecto de la liberalización arancelaria se reducía, se hizo evidente la necesidad de acuerdos adicionales que comprendan las cuestiones de servicios, inversiones, barreras no arancelarias, política competitiva y subsidios. Evidentemente, que es imposible alcanzarlos sin negociaciones complicadas y compromisos mutuos.

La profundización de la integración económica regional es una de las soluciones posibles a la situación actual. Hoy en día Rusia junto con Armenia, Belarus, Kazajistán y Kirguizia desarrolla exitosamente la Unión Económica Euroasiática (UEE). Nuestro proyecto de integración desde el inicio está orientado a la cooperación con otros países y sus organizaciones. En mayo del presente año la UEE y Vietnam suscribieron el Tratado de Libre Comercio. Actualmente unos 40 países más están estudiando la posibilidad de firmar acuerdos similares con la UEE.

El Acuerdo sobre la convergencia de la UEE con la iniciativa china “Cinturón Económico de la Ruta de Seda” ha sido un modelo de asociación transparente. La realización de este proyecto permitirá “descongestionar” una serie de “cuellos de botella” en el campo de la infraestructura de transporte, regulación del tráfico transfronterizo de bienes y servicios; dará un impulso serio a la integración de las economías del APEC.

Esperamos contraer compromisos mutuamente ventajosos en las esferas de la energética tradicional y renovable, de respuestas a las situaciones de emergencia, de seguridad alimenticia y de la agricultura en el marco de la Cumbre Rusia-ASEAN, que se celebrará el próximo año en Sochi.

La creación de nuevas zonas de libre comercio contribuye en lo general a la generación de condiciones favorables para la liberalización de flujos comerciales y la inversión en la región de Asia-Pacífico. Sin embargo, es poco probable que el carácter confidencial de las negociaciones sobre la fundación de la Asociación Transpacífica (TPP) favorezca al desarrollo sostenible de la región Asia-Pacífico.

Estamos convencidos de que el rumbo estratégico consiste no sólo en aumentar el número de zonas de libre comercio, sino también en la elaboración conjunta e introducción de las mejores prácticas de liberalización en todas las economías del APEC tomando en consideración las posiciones e intereses de todos. En este aspecto se requiere seguir el curso hacia el aumento del rol del APEC como coordinador de varias iniciativas de integración destinadas a la formación en la región de un mercado común, abierto y libre de discriminación, y de barreras impuestas por bloques de países. Una importancia especial en este sentido tiene el cumplimiento eficaz de la “Hoja de ruta para contribuir a la creación de la Zona de Libre Comercio Asia-Pacifico”, adoptada en Beijing en 2014.

Para explotar el potencial de desarrollo de los países del APEC no es suficiente sólo adoptar reglas de juego concernientes a los flujos de mercancías existentes. Es necesario elaborar también enfoques comunes a la formación y regularización de los mercados emergentes de la “nueva economía” basada en las tecnologías digitales. Establecer instituciones y reglas que proporcionen posibilidades adicionales a los empresarios de nuestros países para crear productos modernos, de perspectiva y puestos de trabajo de alta calidad.

Por su parte, Rusia participa de manera enérgica en actividades de las nuevas instituciones financieras de la región: el Banco de Desarrollo de los BRICS y el Banco Asiático de Inversiones en Infraestructura. Estoy seguro que la actividad de los últimos no sólo contribuirá al desarrollo de la región Asia-Pacífico, sino aportará también al fortalecimiento de la estabilidad del sistema financiero mundial.

A nivel nacional estamos creando de manera consecutiva el clima de negocios más propicio. Estos esfuerzos han sido reconocidos a nivel internacional: en los últimos 4 años en el ranking Doing Business del Banco Mundial Rusia subió 69 posiciones del 120 al 51 puesto.

Prestamos especial atención al desarrollo del potencial del Oriente Lejano ruso. Este año comenzamos a establecer las llamadas zonas de desarrollo adelantado, zonas económicas con un paquete de preferencias tributarias y otros beneficios sin precedentes en Rusia. En lo que se refiere al puerto de Vladivostok fue aprobada la legislación especial sobre el puerto libre. Planeamos extender este régimen a otros puertos clave en el Oriente Lejano. Los puertos del Oriente Lejano, la Ruta Marítima del Norte, la modernización de nuestras arterias ferroviarias deben convertirse en un factor de crecimiento de la interconectividad en la región Asia-Pacífico, en un importante eslabón infraestructural entre Asia-Pacífico y Europa.

Un interés serio se manifiesta dentro de la APEC por las propuestas rusas de formar en la región un espacio común de educación. Hoy en día cuando Asia-Pacífico va obteniendo una posición firme entre los centros tecnológicos mundiales, una mayor importancia adquiere la unificación de los esfuerzos para crear plataformas y centros de investigación a gran escala. Quisiera destacar que el rol de la iniciativa de Rusia en esta esfera ha sido valorado por nuestros socios, razón por lo que a nuestro país junto con el Perú se concedió el derecho a presidir la Reunión de Ministros de Educación del APEC a celebrarse en Lima en 2016.

Es imposible conseguir altos ritmos de crecimiento económico sin garantizar la seguridad energética en la región del APEC y un justo arreglo climático a largo plazo. Rusia apoya las acciones del Foro del APEC orientadas a crear las condiciones favorables para las inversiones en el sistema regional de transporte de recursos energéticos, desarrollar los mercados energéticos integrados, aumentar el peso de los recursos de energía renovables y ecológicamente limpios, asegurar el acceso a las tecnologías con bajo contenido de carbón.

Próximamente, en diciembre se celebrará la Cumbre Climática de París en la cual se tratará de conseguir un acuerdo global para reducir las emisiones de gases invernaderos. Estamos interesados en el éxito de este trabajo y ya hemos presentado el informe de la contribución nacional a esos esfuerzos.

La escala y la diversidad de las tareas que aborda el APEC son realmente impresionantes. Estoy seguro de que podremos resolverlas exitosamente sobre la base de principios fundamentales de interacción entre socios actuando en bien de nuestros pueblos y en pro del avance hacia la formación de una familia asiático-pacífica unida.

Presidente de la Federación de Rusia

TEMAS RELACIONADOS
Guardando favorito...

Comentarios